aire acondicionado individual

Aire acondicionado individual

Luego de más diez años de investigación, una profesora de la USP (Brasil) ha desarrollado un dispositivo que individualiza la salida del aire acondicionado. Se trata del DCTI (Dispositivo Terminal de Sistema de Climatización para el Confort Térmico Indivualizado). Creado por la Profesora Brenda Chaves Coelho Leite, de la Escuela Politécnica (Poli) de USP, a partir de una investigación doctoral realizada en el año 2003.

En el estudio, Brenda trató de llegar a una conclusión en relación con las preferencias de los hombres y mujeres en la temperatura y la velocidad del flujo de aire en un microclima con aire acondicionado. Para esto se basó en el análisis del comportamiento.

La autora pensaba en un dispositivo que permitiría a cada uno ajustar el microclima a sus preferencias. En un análisis con 33 personas, con equilibrio entre hombres y mujeres, Brenda encontró que la velocidad del aire puede variar de 0,1 metros por segundo a 0,3 metros por segundo, sin causar molestias, mientras que la temperatura es en promedio regulada entre 26 y 27 grados centígrados. “La mayoría de los brasileños se sienten más cómodos a estas temperaturas más altas que 20, 21 grados. Sobre todo a alta velocidad, tales como 0,3 metros por segundo, que se combina a baja temperatura y hace frío”, comentó la investigadora.

El desarrollo es una salida de aire con una boquilla que está por encima de la mesa, incrustado por debajo a un tubo que conduce el aire de un sistema de aire acondicionado central, preferiblemente de distribución por el suelo, a través de un pleno, es decir, un espacio entre la placa de piso y el suelo elevado a una altura de 30 centímetros en general, en la que se almacena el aire a una presión ligeramente superior que la del ambiente.

La operación es completamente mecánica: desde el piso completo, ya tratado, filtrado y enfriado por el aire acondicionado central, el aire sube a través del tubo conectado al suelo y pasa a través de un diafragma en la parte inferior de la boquilla del DCTI dejándolo en la parte superior por encima de la mesa con ayuda de deflectores que se asemejan aspas de un ventilador, con una leve torcedura. Para regular la apertura del difragma y de los deslizadores, y la salida de aire, puede ser dirigido manualmente para los lados, hacia arriba o hacia abajo.

Cada parte del dispositivo tiene un propósito, tal como se explica. “El diafragma permite el llenado completo del espacio de la boquilla a través del aire que pasa por él, dependiendo de la apertura regulada, en forma de cilindro o de cono truncado. Él viaja la distancia calculada desde la entrada hasta la salida, y luego encuentra estas paletas torcidas, que también tienen una abertura, pero pequeña. Este formato asegura las pausas de velocidad del aire y su propagación, lo que llamamos flujo de alta inducción, con baja velocidad y gran alcance”, explicó la profesora Brenda.

Artículo gracias a ACR Latinoamérica

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *