calidad del aire

Calidad del aire y su relación con la productividad

La calidad del aire, cantidad de ventilación, o aire fresco traído al interior, es un determinante crítico de la salud. Por lo que una buena ventilación reduce los síntomas del síndrome del edificio enfermo, el absentismo e incluso la transmisión de enfermedades infecciosas.

Por lo tanto, investigadores de la Universidad de Harvard, Universiad de Syracuse entre otras. Consultaron si un mejor aire influye en en la capacidad de un trabajador para procesar información, tomar decisiones estratégicas y responder a crisis.

Primera fase

En la primera fase del estudio, inscribieron a 24 «trabajadores del conocimiento» – gerentes, arquitectos y diseñadores – para pasar seis días. Durante un período de dos semanas, en un ambiente de trabajo altamente controlado. En el Centro de Excelencia de Syracuse. Cada día les pedieron que se presentaran en este lugar y que hicieran su rutina de trabajo normal de 9 AM a 5 PM. Mientras tanto, sin su conocimiento, cambiaron las condiciones de calidad del aire de sus espacios de trabajo. De un ambiente convencional, que simplemente cumplía con los estándares mínimamente aceptables, a un ambiente optimizado.

Al final de cada día, se probó el desempeño de la toma de decisiones de los trabajadores. Usando una prueba de función cognitiva estandarizada que los investigadores han utilizado durante décadas.

Investigadores indicaron que “encontramos que respirar mejor aire llevó a un mejor desempeño de toma de decisiones entre nuestros participantes. Vimos puntuaciones más altas en nueve dominios de funciones cognitivas. Cuando los trabajadores fueron expuestos a mayores tasas de ventilación, niveles más bajos de químicos y menor dióxido de carbono. Los resultados mostraron las mejoras más grandes en las áreas que probaron cómo los trabajadores utilizaron la información para tomar decisiones estratégicas. Y cómo planifican, se mantienen preparados y elaboran estrategias durante las crisis. Estas son exactamente las habilidades necesarias para ser productivos en la economía del conocimiento”.

Segunda fase

De igual manera detallaron que “en la segunda fase del estudio, nos trasladamos del laboratorio al mundo real para probar factores adicionales más allá de la ventilación. VOCs y CO2 que podrían influir en la función cognitiva. Inscribimos a más de 100 trabajadores en 10 edificios en Estados Unidos, seis de los cuales habían logrado la «certificación verde».

Controlando factores como salario, tipo de trabajo, propietario / inquilino del edificio y ubicación geográfica. Encontraron que los trabajadores de los edificios que tenían certificación verde obtuvieron puntajes más altos en las pruebas. Además de la calidad del aire, vimos que la temperatura tenía un efecto sobre los trabajadores. Cuando trabajaban bajo un rango cómodo de temperatura y humedad, se desempeñaban mejor en las pruebas de toma de decisiones, independientemente del edificio en el que se encontraban.

“Estimamos que los beneficios de productividad de duplicar las tasas de ventilación son US$6,500 por persona por año. Esto no incluye los otros beneficios potenciales para la salud, como la reducción del síndrome del edificio enfermo y el absentismo”.

Además de administrar COV, tasas de ventilación y temperatura. Los gerentes pueden considerar otros aspectos críticos del ambiente interior que influyen en la salud y la productividad, como la iluminación y el ruido.

Artículo gracias a blog de ACR Latinoamérica.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *