Alianza Refricentro-Lennox

El pasado 6 de diciembre se realizó en la ciudad de Barranquilla, un coctel de lanzamiento para dar a conocer la nueva alianza Refricentro-Lennox donde se anunció a la empresa Refricentro Colombia como nuevo distribuidor de la marca Lennox con el total respaldo de la fábrica.

Lennox se ha dedicado a la tarea continua de reinventar el confort para el hogar desde 1895. El aire perfecto es su objetivo y su obsesión. En la actualidad esa tarea se refleja en muchas formas innovadoras, desde unidades de aire acondicionado y calefactores de superior eficiencia y precisión, hasta purificadores de aire, sistemas unitarios y termostatos disponibles con conexión. Con la alianza Refricentro-Lennox se busca traer al mercado de la región la innovación y la excelencia que carateriza a la marca.

Nos acompañó como representante de Lennox Estados Unidos la Srta. Viviane Olivares Gerente de Mercadeo para Latinoamérica y el Sr. Benjamin Seda Gerente de Ventas para Latinoamérica, así como  empresas y técnicos instaladores del gremio del Aire Acondicionado en Bogotá.

Cuadro de productos residenciales

Descargue nuestro cuadro de productos residenciales e infórmese sobre detalles de los sistemas de confort para el hogar Lennox®.* Para visualizar o bajar este archivo, necesita tener Acrobat Reader instalado en su computadora.

Selección de un distribuidor de equipo HVAC

Cuando acude a un distribuidor de Lennox para sus necesidades de calefacción, enfriamiento y calidad del aire, se puede sentir confiado que tomó la decisión acertada ya que ellos están dedicados a mantener las altas normas de excelencia de Lennox.

Ventajas y desventajas del cambio de horario

El debate sobre si realmente compensa el cambio de horario no ha podido ser esclarecido del todo por la ciencia. Y eso que no son pocos los estudios que han intentado determinar hasta qué punto afecta a la salud modificar el reloj dos veces al año o si verdaderamente sirve para ahorrar energía.

Esta costumbre, que comenzó durante la Primera Guerra Mundial en Alemania y en sus países aliados para aprovechar mejor la luz solar, la llevan a cabo en la actualidad más de 70 naciones. En España, tras unos años sin aplicarla, se retomó en 1974, cuando la medida se generalizó como consecuencia de la gran crisis del petróleo.

«La conveniencia o no de hacer el cambio de horario siempre ha sido motivo de discusión pero nunca se ha llegado a una conclusión clara. El argumento que solía darse es que suponía un ahorro de energía. Quizás ocurría hace tiempo, cuando la gente se guiaba más por el sol. Pero hoy en día no está claro que suponga un ahorro», señala Antoni Diez Noguera, catedrático de Fisiología de la Universidad de Barcelona y experto en cronobiología.

Los estudios actuales apuntan a un modesto ahorro energético que la Unión Europea estima entre un 0,5 y un 2,5%. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el potencial de ahorro en iluminación en España por el cambio de hora podría llegar a representar un 5% del consumo eléctrico, que equivaldría a un ahorro de unos 300 millones de euros.

En la actualidad, unos 1.500 millones de personas en todo el mundo adelantan y retrasan sus relojes. Japón y la India figuran entre los grandes países que no han aplicado esta medida.

La directiva Europea 2000/84 unificó los días en los que se producen las modificaciones de hora en todos los países de la UE: el último domingo de marzo y octubre, respectivamente.

En Colombia, hay solamente un huso horario: Hora de Colombia, COT (UTC-05). La hora en Colombia no cambia debido a que no se observa horario de verano durante el año.

Ventajas y desventajas del cambio de horario

Economía

  • El objetivo de reducir el volumen de consumo de carbón y gestionar así eficientemente los escasos recursos. Este ahorro de consumo y de recursos es uno de los argumentos que se mantienen a favor del cambio de hora.
  • En contra: el argumento principal es quepor mucho que cambie la hora, los horarios laborales no lo hacen. El comercial, por ejemplo, no varía (10.00 habitualmente), por lo que no solo no se ahorraría energía, sino que además se gastaría más por la tarde.

Medioambiente

  • A favor: en la teoría, este ahorro de recursos también da un respiro a la naturaleza y por lo tanto reduce el consumo de materias primas, la contaminación que se genera al producirlas y la emisión de CO2, otro beneficio para frenar el cambio climático.
  • En contra: en los últimos años han crecido las voces que cuestionan la eficacia real del cambio de horario. El principal argumento es que la electricidad que no se usa a primera hora del día se gasta por la tarde debido al atardecer más temprano.

Salud

  • A favor: durante la temporada de otoño e invierno, la disminución de horas de luz puede facilitar la secreción de melatonina, una hormona que varía respecto al ciclo diurno o nocturno. Con este primer cambio, se mejoraría la conciliación del sueño. Por otra parte, con la llegada de la primavera y el aumento de la exposición al sol aumenta también la recepción de vitamina D, necesaria para el cuerpo y cuya carencia se ha relacionado con deficiencias en el sistema inmunológico, esquizofrenia y depresión.
  • En contra: el cuerpo tiene que reajustarse a la luz solar y a los nuevos ciclos de sueño y  hábitos alimenticios. En este proceso se pueden sufrir algunas alteraciones, que afectan en especial a los más pequeños y a los más mayores, como la irritabilidad, el cansancio o la concentración.

Este cambio de horario llega no exento de controversia, en pleno debate sobre los impactos positivos de esta medida, en el ahorro energético. Ya que para contribuir a la sostenibilidad energética y que ésta se traduzca en un ahorro real en nuestros hogares, no es suficiente con los cambios de horas anuales. Debemos hacer un uso más inteligente de la energía; estudiar nuestros consumos y cambiar hábitos y rutinas que no aportan beneficios ni a nuestra vida ni a nuestros bolsillos.

Las medidas que podemos adoptar pasan por:

  1. Comprar electrodomésticos con buena calificación energética. Es una forma de ahorrar a la larga. La calificación más baja es la D; la más alta, la A+++.
  2. Apagar las luces al salir de las habitaciones. Puede parecer una tontería, pero es muy común dejarlas encendidas.
  3. Utilizar luces de bajo consumo. Especialmente en las zonas que pasen más tiempo encendidas.
  4. Elegir un sistema de climatización adecuado a las necesidades de la vivienda, manteniendo siempre una temperatura eficiente: entre los 22-25 grados en verano; y los 21-23 en invierno.

El autoconsumo eléctrico

Hablamos de medidas que parecen sencillas pero que exigen un compromiso, en firme por nuestra parte, la adaptación y la concienciación requieren finalmente tiempo.

Artículo gracias a blog de AirZone

 

Arquitectura sostenible en que consiste

Se conoce como ciclo de vida, el proceso que todo producto hace desde su creación hasta su disposición final como residuo, o incluso hasta su reutilización. La Arquitectura Sostenible es una rama de esta disciplina que está diseñando edificaciones teniendo en cuenta el ciclo de vida de los mismos, y tratando de minimizar todos los impactos que ocurren a lo largo de todo el proceso. En este artículo del blog os hablaremos de este concepto, y analizaremos las características que diferencian este tipo de arquitectura de la convencional.

¿En qué consiste la Arquitectura Sostenible?

La arquitectura sostenible se puede definir como el modo de construir que garantiza el bienestar y desarrollo de los ciudadanos, y que a su vez trata de asegurar los recursos y el desarrollo de las generaciones venideras. Para ello, incide y optimiza los recursos, los consumos, el aporte de energías renovables, los residuos y emisiones, el uso y mantenimiento del edificio y sobre la calidad de vida de sus ocupantes. También es importante recordar que los edificios sostenibles, junto a otros elementos, conforman ciudades sostenibles.

Gracias a unos indicadores que pueden establecerse, los arquitectos diseñan un edificio sostenible y respetuoso con el medio ambiente que cumple con todas las expectativas de confort térmico y de calidad de vida.

Indicadores de la Arquitectura Sostenible

A continuación hablaremos de los indicadores que establece el arquitecto Luis de Garrido, presidente y fundador de la Asociación Nacional para la Arquitectura Sostenible (ANAS) y la Asociación Nacional para la Vivienda del Futuro (ANAVIF). En estos indicadores se pueden ver perfectamente reflejados los criterios para una vivienda sostenible, haciendo referencia a los aspectos en los que la Arquitectura Sostenible incide, y los cuales hemos indicado anteriormente.

Materiales y Recursos

Los indicadores que entran en este apartado, hacen referencia al origen y disposición de los materiales y los recursos utilizados para la edificación. Se tienen en cuenta que estos sean de origen reciclado, que sean reciclables y reutilizables, así como duraderos.

Energía

Dentro del grupo de indicadores energéticos, se tienen en cuenta todos los consumos desde su construcción hasta su uso. En el uso, se tienen en cuenta aspectos de la eficiencia energética como el aporte de energías renovables, las pérdidas energéticas o la inercia térmica del edificio.

Gestión de Residuos

En este apartado se estudian los residuos generados desde la obtención de los materiales hasta la actividad del edificio, pasando por el proceso de construcción. Aparte de eso, también hay un indicador para el uso alternativo de estos residuos.

Salud

En el grupo de indicadores de Salud, entran por un lado los referentes a las emisiones nocivas para el medio ambiente y las personas, y también los índices de malestar, enfermadad y satisfacción de los ocupantes.

Uso

El último grupo de indicadores tiene que ver con todos los aspectos derivados del uso del edificio. Entre ellos encontramos la energía consumida tanto cuando el edificio está en uso como cuando no, el consumo, los recursos, la energía consumida en la accesibilidad del edificio y la necesidad de mantenimiento mientras el edificio se está utilizando.

En base a todos estos indicadores, se pueden tomar ciertas medidas que van a mejorar la sostenibilidad de la edificación.

Colombia y la Arquitectura Sostenible 

La arquitecta y profesora de la Universidad Nacional, María Isabel Mayorga, explica que hoy en día se tiene que hablar de vanguardismo pensando en el momento que vive nuestro planeta. Es decir que el tema medioambiental se debe atender también desde la arquitectura; esto tiene que ver específicamente con un diseño sostenible y los materiales que se usan.

A continuación presentamos cinco obras arquitectónicas que están en Colombia y son consideradas vanguardistas porque brindan soluciones a los problemas actuales.

  1. Edificio Bancolombia en Medellín
  2. Embajada de Ecuador en Bogotá
  3. Edificio Terpel en Bogotá
  4. Centro Argos para la Innovación en Medellín
  5. BC Empresarial en Barranquilla

 

Articulo gracias a Blog de Calor y Frío

La refrigeración comercial

La refrigeración tiene más de una aplicación, como por ejemplo en el ámbito de la climatización. Pero en este artículo se va a tratar la refrigeración referida a las máquinas frigoríficas industriales y sus usos comerciales. Si bien es cierto que los mecanismos de funcionamiento de uno y otro ámbito son similares, las aplicaciones son totalmente distintas.

Definición y funcionamiento de la refrigeración

Para comenzar el artículo, primero debemos comenzar respondiendo una pregunta, ¿qué es y cómo funciona la refrigeración?Su definición se entiende de forma sencilla: la refrigeración es un proceso que extrae el calor de un ambiente y lo traslada a otro, consiguiendo que este primer punto se enfríe. Esta definición se puede aportar tanto a sistemas de aire acondicionado como a refrigeradores industriales.

Desde el punto de vista termodinámico, el concepto tampoco se complica en exceso. Solo debemos fijarnos en la segunda ley de la termodinámica. Resumiendo, para el aspecto de la refrigeración, esta ley dice que gracias a un trabajo aportado (en el caso de los refrigeradores este trabajo se hace gracias a la energía eléctrica), el sistema es capaz de extraer calor del foco frío y de llevarlo al foco caliente. Debemos recordar que el calor nunca va del foco frío al foco caliente de forma espontánea en el universo, por eso necesitamos que nuestro refrigerador realice ese trabajo.

Este esquema termodinámico de los dos focos se traduce después en un circuito cerrado con un fluido calorportador, que es el que todos los sistemas de refrigeración tienen integrados.

Circuito-refrigerante

 

El circuito funciona con un fluido refrigerante, que recorre un circuito cerrado para enfriar el interior de la cámara frigorífica. El refrigerante llega desde la válvula de expansión al evaporador en estado líquido, y allí toma el calor del interior de la zona que se desea refrigerar, convirtiéndose en gas. El gas después pasa por un compresor (aquí es donde se consume energía eléctrica), que eleva su presión y temperatura, para llegar seguidamente al condensador. En este punto, que ocurre en la parte exterior del sistema frigorífico, el fluido pierde calor y vuelve a convertirse en líquido, listo para volver a la válvula de expansión. Un circuito cerrado que se repite continuamente para ir generando en el interior de la cámara frigorífica las condiciones necesarias.

Aplicaciones

Este tipo de sistemas son utilizados en diferentes ámbitos. Por un lado, en el ámbito comercial, consiste en que locales, tiendas, restaurantes, almacenes o supermercados puedan almacenar y exponer los productos allí exhibidos sin que estos se deterioren: alimentos, medicamentos, etc. Por otro lado, dentro de los procesos industriales que funcionan con productos que son susceptibles de deteriorarse, también existen diferentes tipos de cámaras y elementos frigoríficos.

Finalmente, destacamos también la necesidad de refrigeración en alta mar, para los barcos pesqueros, o la refrigeración en el transporte por carretera, en el caso de los camiones. Esta refrigeración busca mantener el producto en el mejor de los estados hasta que llega al cliente final.

¿Qué es la cadena del frío?

Continuando con el concepto de la refrigeración, debemos pasar ahora a entender la importancia de mantener ciertos productos a bajas temperaturas hasta el momento de consumirlos. La pérdida de la temperatura óptima de refrigeración o congelación de algunos productos durante algún momento de las etapas en las que este es procesado o transportado puede provocar que su calidad disminuya, que se deteriore o incluso que no sea seguro su consumo, ya que este podría ser perjudicial para la salud.

Nuevo refrigerante más eficiente para Transporte Refrigerado

Debemos recordar que el frío tiene un efecto conservante. Es capaz de ralentizar, o incluso detener procesos metabólicos y enzimáticos de degradación, impidiendo que el producto se deteriore. Por otro lado, las bajas temperaturas también impiden que los microorganismos se desarrollen con normalidad en los alimentos o cualquier producto que se desee preservar. En el caso de la refrigeración, el metabolismo de estos microorganismos se ralentiza, mientras que en el caso de la congelación, se frena del todo. Pero no los elimina, y esto es muy importante.

En caso de que se rompa la cadena del frío, es decir, que dentro del proceso de almacenamiento, de transporte o de exposición, el producto esté un tiempo sin verse sometido a las temperaturas necesarias de refrigeración y congelación, los microorganismos volverán a retomar sus actividades habituales, ya que no estaban muertos. Refrigerarlos después de este lapsus vuelve a parar la actividad microbiana, pero estos pueden ser ya mucho más numerosos, facilitando que el producto se deteriore o que el consumidor se intoxique al ingerirlos. Por ello, es de vital importancia que la cadena del frío sea respetada durante todas las etapas que así lo requieran.

Fuente del diagrama termodinámicoAFEC

Artículo gracias a blog de Calor y Frío

Ciudades sostenibles y sus indicadores

Nueva York, Londres, París, Tokio y Reikiavik. Estas ciudades ocupan en ese orden las primeras cinco posiciones del estudio elaborado por la IESE Business School sobre las ciudades sostenibles. Una ciudad sostenible es aquella que aboga por la calidad de vida de sus habitantes, sin poner en riesgo los recursos para las generaciones venideras. De esta forma se construye un entorno estable, seguro y justo para las personas, y también respetuoso con el medio ambiente y con el planeta.

En el estudio antes mencionado, se han establecido una serie de indicadores que pueden medir cómo de sostenible es una ciudad. Entre ellos encontramos indicadores económicos, de cohesión social, de gobernanza, de planificación urbana, de tecnología, de movilidad y transporte y de medio ambiente.

Energía y ciudades sostenibles

Según datos de la ONG WWF, las ciudades constituyen el 2% de la superficie total terrestre, pero son responsables del 60% del dióxido de carbono que es emitido a la atmósfera. Por otro lado, el ciclo de vida de la energía y la materia prima que llega a las ciudades es lineal. Es decir, llega desde el exterior como energía y productos y se convierte en residuos y emisiones. Por ello, una ciudad sostenible trata de convertir ese ciclo lineal en uno cada vez más circular, creando una urbe capaz de abastecerse energéticamente a sí misma, y de generar la menor cantidad de contaminantes y de residuos. Pero, ¿sobre qué aspectos podemos incidir para que esto ocurra?

Movilidad sostenible

Los coches y demás vehículos motorizados son una fuente de emisiones muy importante de CO2. Situaciones que se dan en las ciudades, como los atascos, pueden incidir muy negativamente en la calidad del aire de la ciudad. Así como contribuir de forma directa al calentamiento global y al deterioro de la atmósfera. Por ello, utilizar el transporte público, utilizar medios de transporte libres de emisiones o sencillamente ir caminando, contribuye a tener una ciudad más limpia y sostenible.

Autosuficiencia energética y energías renovables

Uno de los retos más importantes de cara a realizar la transición energética global que está ocurriendo, es el autoconsumo. Este concepto va a ser una de las piedra angulares de la revolución energética. La integración de las tecnologías de autoconsumo en la disposición de las ciudades es ya un reto a cumplir: iluminación, transporte público, edificios de viviendas, edificios terciarios, etc. En las ciudades sostenibles del futuro encontraremos que todas las infraestructuras que hemos mencionado obtendrán su propio aporte energético mediante energías renovables. Esto reducirá considerablemente la energía que necesiten de la red, y del mix energético de su correspondiente estado.

Rehabilitación energética

En la gran mayoría de ciudades hay una considerable cantidad de edificios antiguos que no cumplen con los criterios exigentes de eficiencia energética que se aplican en la actualidad. Para que estos edificios no constituyan un despilfarro, tanto energético como económico, se precisa de una rehabilitación energética.

Estas rehabilitaciones hacen hincapié en mejorar los elementos de la edificación que son claves en el concepto de la eficiencia energética, como fachadas, muros interiores, cubiertas, puertas y ventanas, instalaciones de climatización e incluso en el aporte de energías renovables. Una vivienda o edificio terciario al que se le apliquen todas estas medidas, conseguirá integrarse dentro de las ciudades sostenibles, ya que una rehabilitación integral de la edificación junto con un aporte renovable hará que nuestra vivienda sea casi autosuficiente. Y, por consiguiente, contribuirá a convertir la ciudad en la que está localizada en una ciudad sostenible.

Arquitectura bioclimática

El último de los aspectos que vamos a tratar en este artículo es la arquitectura bioclimática. La arquitectura bioclimática es una forma de diseñar los edificios teniendo en cuenta las condiciones climáticas y los recursos disponibles. De esta forma, se construye una edificación que consigue un confort térmico con un consumo muy pequeño de energía.

Para diseñar este tipo de edificios debemos tener en cuenta factores externos como la trayectoria solar, la radiación del sol, las formas de transmisión de calor y la orientación de la construcción. En base a esos factores construiremos una vivienda adecuadamente aislada. Con un sistema de ventilación que permita la renovación del aire y evite las pérdidas de calor, y con aportes de energía alternativa renovable como la geotermia, la aerotermia, la hidrotermia o la solar, tanto térmica como fotovoltaica.

Artículo gracias a Blog de Calor y Frío

El autoconsumo eléctrico

El autoconsumo eléctrico es un sistema legal de obtención de energía, que consiste en que un usuario produzca la suya propia. De esta forma, se tiene un control absoluto sobre la instalación, sobre los consumos y sobre los ahorros. Este es un método eficiente y respetuoso con el medio ambiente. Hay que tener en cuenta que cuando consumimos energía de esta red, lo estamos haciendo del mix energético nacional.

Cuando un usuario decide comenzar a producir su propia energía, el aporte de esta es totalmente limpio y sostenible. Así, se evitan los impactos ambientales derivados de producciones de energía no sostenibles y se contribuye a mejorar el planeta. Y la pregunta que surge al respecto es, ¿qué tipos de autoconsumo eléctrico existen?

Tipos de autoconsumo eléctrico

Es importante entender que cuando alguien decide cambiar su forma de consumir energía, lo primero que tiene que hacer es una inversión. Si se invierte de forma inteligente, en unos años la inversión le estará reportando un importante ahorro económico. Para ello, existen los proyectos de eficiencia energética, que pueden incluir algunos de las siguientes instalaciones para el autoconsumo:

Paneles fotovoltaicos

Los paneles fotovoltaicos son sistemas de placas formadas por materiales que aprovechan la radiación del sol para generar energía eléctrica. Mediante un inversor que regula la tensión de salida, y unas baterías que acumulan la energía, una instalación fotovoltaica puede abastecer gran parte de la demanda de un hogar.

Energía mini eólica

Producida mediante pequeños aerogeneradores instalados que dan energía a viviendas o pequeñas empresas. La producción de este tipo de energía es bastante intermitente pero si se complementa con baterías eléctricas puede ser una muy buena opción, sobre todo, en zonas en las que suela soplar el viento con mayor frecuencia y fuerza.

Energía mini hidráulica

Se obtiene canalizando el agua por unas tuberías allí donde se encuentre el salto de agua, llevándola hasta la central o haciéndola caer hasta la turbina. Así, la presión ejercida sobre la turbina la convertirá en electricidad. La energía eléctrica se obtiene a partir de la energía cinética del agua provocada por la gravedad, lo que significa que el desnivel natural o artificial será el que determine en gran medida la potencia. Se suelen considerar presas mini hidráulicas las que tienen una potencia instalada no superior a los 10 MW y unas dimensiones inferiores a los 15 metros.

Energía solar térmica o termosolar

Aprovecha el calor generado gracias a la luz del sol, concentrando su energía para obtener así energía térmica. En estas instalaciones los paneles termosolares se complementan con acumuladores y baterías y son especialmente recomendables para reducir el consumo en Agua Caliente Sanitaria (ACS).

Desafortunadamente, las energías renovables mencionadas no siempre son capaces de abastecer el 100% del consumo. Esto ocurre porque dependen de factores como la calidad de los rayos de sol incidentes, de que sea de día o de la constancia del viento. Para esos periodos de demanda no abastecida, el usuario debe estar conectado a la Red Eléctrica. De no ser así, en esos periodos no tendría electricidad en su vivienda.

Otras formas de eficiencia

Al margen del autoconsumo eléctrico, hay otras formas de reducir el gasto de energía del hogar. Mejorar el aislamiento de la envolvente, o aplicar sistemas como los de la energía solar térmica y la aerotermia, contribuyen a reducir el consumo eléctrico o de energía fósil. Estos métodos pueden funcionar tanto para el agua caliente sanitaria, como para asegurar el confort térmico en el interior del edificio. En el caso de la aerotermia, se encuentran tanto las de calefacción como las de refrigeración.

10 simples medidas de ahorro energético

Lo que se busca con estos ejemplos es remarcar que el autoconsumo eléctrico es una forma de incrementar la eficiencia energética de los edificios e instalaciones, pero que no es la única. También se pueden tener en cuenta otras medidas que pueden suponer ahorros importantes, tanto energéticos como económicos.

Fuentes: Blog de Calor y Frio / La Estrella de Panamá / La Prensa

Gas natural y la transición energética mundial

La transición energética es uno de los mayores retos a los que la humanidad hace frente. A medida que las reservas de combustibles fósiles van decreciendo, los países tratan de buscar alternativas. A largo plazo, nadie cuestiona que hay que apostar por energías renovables y limpias. Pero aún queda mucho para que esa transición de energía fósil no renovable a energía renovable se complete totalmente. Por ello, diferentes expertos medioambientales proponen un elemento clave en esa transición. Un combustible más respetuoso con el medio ambiente que los que se utilizan en la actualidad. Y ese combustible no es otro que el gas natural.

Apoyar la implementacion del tratado de París

Antes de entrar en materia sobre el papel de este combustible, haremos un breve análisis sobre el mismo. El gas natural es un combustible fósil con una composición mayoritaria de metano. En su composición también se encuentran el etano o el propano, y otros gases minoritarios como el dióxido de carbono o impurezas de azufre. Al igual que ocurre con otros combustibles fósiles, se extrae de yacimientos subterráneos, y para obtener energía de él hay que quemarlo en combustión. Hasta ahora, parece muy similar a otras fuentes de energía como el petróleo o el carbón. Pero la realidad es que tiene ciertas propiedades que lo hacen muy especial.

El gas natural como elemento clave en la transición

El gas natural produce menos gases de efecto invernadero que otros combustibles fósiles. También se quema de forma más eficiente y limpia, sin producir compuestos de azufre o partículas. Sus riesgos de explosión son mínimos y no requiere procesamientos previos ni posteriores. Y sus ámbitos de aplicación son muy variados: doméstico, industrial, en el sector terciario, en el sector energético e incluso en los vehículos. En todos ellos podría sustituir a la gasolina, al carbón, al gasóleo, al propano o al diésel.

En la reunión del G20 celebrada en Argentina, los ministros energéticos llegaron a un consenso sobre el uso de la energía. Según los ministros de energía allí presentes, que representan a dos tercios de los habitantes del planeta, el gas natural es el combustible que se ha de utilizar en el camino hacia la sostenibilidad. La transición energética total requiere un cambio profundo en la infraestructura de un país. La forma de obtener energía de éste ha de cambiar por completo, apostando por una energía limpia y sostenible.

La situación del gas natural en Colombia

En Colombia el desarrollo de la industria del gas natural es reciente. Aunque desde la década del 50 se realizaron algunos usos esporádicos y aislados de este combustible, fue a mediados de los años 70 cuando comenzó su verdadero desarrollo gracias al gas descubierto en la Guajira y que entró en funcionamiento en 1977. Luego de un largo período de bajo crecimiento, en 1986 se inició el programa “Gas para el cambio”, que permitió ampliar el consumo de gas en las ciudades, realizar la interconexión nacional y tener nuevos hallazgos.

Con el fin de facilitar el acceso del gas natural a los estratos socioeconómicos más necesitados, en 1997 se creó el Fondo de Solidaridad y Redistribución de Ingresos. Ese mismo año se separó la actividad de transporte de gas de Ecopetrol y se conformó la Empresa Colombiana de Gas (ECOGAS), que después se transformó en la Transportadora de Gas del Interior (TGI S.A. E.S.P.) cuando la Empresa de Energía de Bogotá (EEB) compró su mayoría accionaria en 2006. El Gobierno Nacional, interesado en promover el desarrollo energético en todo el país y de masificar su uso, estableció en el 2003 las “Estrategias para la dinamización y consolidación del gas natural en Colombia”, donde se formularon algunas estrategias y recomendaciones para lograr este objetivo.

Un año después se hizo lo mismo para masificar el Gas Natural Vehicular y se ordenó ofrecer condiciones económicas especiales (especialmente descuentos y bonos) para beneficiar a quienes utilicen este combustible.

Después del gas natural

Como se ha comentado anteriormente, se ha de tener claro cuál es el papel del gas natural dentro de esta transición. Una vez la transición se haya realizado, el gas natural ha de desestimarse como combustible, al igual que se habrán desestimado el petróleo o el carbón. A fin de cuentas, las reservas de este gas tienen también fecha de caducidad, y su valorización energética tiene efectos contra el medio ambiente, así como su extracción. Técnicas como el fracking o la emanación de gas metano durante la extracción siguen siendo nocivas para el medio ambiente.

Es por esto, que el gas natural, una vez cumplida su función, debe dar lugar a otras técnicas energéticas más limpias. Aparte de la energía eólica, solar, geotérmica, marina o de fusión nuclear en las que se tienen depositadas grandes esperanzas para afrontar los retos energéticos, el gas del futuro es el hidrógeno. El combustible de hidrógeno es muy efectivo, y su combustión da como resultado agua. Desafortunadamente, hoy en día aún no se ha optimizado su transporte, su producción, ni su almacenamiento. Y aún genera problemas de abastecimiento, ya que es de uso casi instantáneo y también problemas de seguridad, debido a su fácil ignición. Pero se está estudiando la forma de utilizar las infraestructuras destinadas al transporte de gas natural para el hidrógeno, con lo que en un futuro puede que un gas sustituya al otro.

Fuentes: Blog de Calor y Frío CREG

Bombas de calor geotérmicas para sistema de metro

En Nagpur, India, el sistema de transporte Mahametro tiene la intención de reducir los costos de energía para calentar y refrigerar un sistema de metro gracias a las bombas de calor geotérmicas. Se espera que el sistema reduzca el costo de operación entre un 10% y un 15%. Este sistema de enfriamiento central transferirá calor al suelo o desde el suelo.

Que es la Geotermia y como funcionan las bombas de calor geotérmicas

La geotermia es una rama de la ciencia geofísica que se dedica al estudio de las condiciones térmicas de la Tierra. La palabra es de origen griego, deriva de «geos» que quiere decir tierra, y de «thermos» que significa calor: el calor de la tierra. Se emplea indistintamente para designar tanto a la ciencia que estudia los fenómenos térmicos internos del planeta como al conjunto de procesos industriales que intentan explotar ese calor para producir energía eléctrica o calor.

La climatización geotérmica es un sistema de climatización (calefacción y/o refrigeración) que utiliza la gran inercia térmica (temperatura constante, dependiendo de los diferentes lugares, desde 10 a 16 °C) del subsuelo poco profundo. Se utiliza una bomba de calor que es una máquina térmica que permite transferir energía en forma de calor de un ambiente a otro según se requiera. Su funcionamiento es muy similar a un aire acondicionado tradicional que funciona para frío o como calefacción.​ El subsuelo suele estar a una temperatura neutra durante todo el año (más fresco en verano que el aire y más templado en invierno), con lo que el rendimiento de la bomba de calor es muy alto al necesitar menos trabajo para realizar la trasferencia de energía.

Como aplicaron las bombas de calor geotérmicas al MahaMetro

Un funcionario de Mahametro explicó que la bomba de calor consiste en una serie de pozos de 80-100 metros de profundidad con un tubo en «u» doble, junto con colectores para la conexión de una serie de tales perforaciones. Explicó que «los agujeros verticales proporcionan un medio de disipación de calor en el suelo. Dado que, el agua a 80-100 metros de profundidad bajo tierra está a temperatura constante, la temperatura del agua de refrigeración a partir del intercambio geológico se encuentra en una zona constante de temperatura entre 25 y 30 ° C «.

El funcionario dijo además, «considerando que la temperatura del agua de la torre de enfriamiento tiene una gran variación en función de la temperatura ambiental, la variable del bulbo húmedo suele ser de 4 a 5 ° C más alta que la temperatura del agua de refrigeración disponible del sistema de intercambio geotérmico. Esto proporciona un ahorro en el costo operativo del sistema de aire acondicionado de hasta 10-15%. Los expertos dicen que con un aumento de la temperatura de 1 ° C, el costo operativo puede aumentar hasta un 8 %».

 

Energía geotérmica y sus curiosas aplicaciones

 

Porque fue necesario usar el sistema de bombas de calor geotérmicas

El director general de MahaMetro, Brijesh Dixit, dijo que la agencia decidió ingresar a este sistema debido a la creciente preocupación sobre el costo y la disponibilidad de electricidad y agua. «Instalaremos un sistema de enfriamiento con respuesta térmica 175 (TR). Se realizó la instalación de un pozo de prueba y una prueba de respuesta térmica (TRT). El resto del campo de perforación de circuito cerrado está en progreso», agregó.

«La matriz de bucle de tierra se conectará a un refrigerador enfriado por agua que principalmente proporciona refrigeración al edificio. Un elemento importante en la evolución de esta instalación es la adquisición del material del campo de perforación de fabricantes y proveedores indios. El uso de esta tecnología ofrecerá una reducción significativa en las emisiones de CO2 en comparación con los sistemas existentes «, agregó Dixit.

Artículo gracias a blog de ACR Latinoamérica

Refrigerante R452A y el transporte refrigerado

En un documento presentado durante la 5ª Conferencia de IIR sobre sostenibilidad y la cadena de frío, realizada en abril en Beijing, China. Los investigadores S. Kujak y K. Schulz analizaron las opciones de refrigerantes de bajo GWP (entre ellos el refrigerante R452A) y su impacto de LCCP (Rendimiento Climático del Ciclo de Vida) para el transporte refrigerado.

 

«Evolución y futuro de los gases refrigerantes»

 

El índice GWP (acrónimo del inglés Global-warming potential) es una medida relativa de cuánto calor puede ser atrapado por un determinado gas de efecto invernadero, en comparación con un gas de referencia, por lo general dióxido de carbono.

El refrigerante R452A como reemplazo del R404A

Se ha demostrado que el refrigerante R452A es un reemplazo aceptable para el R404A en productos de refrigeración para transporte marítimo y over-the-road. El refrigerante R452A ha sido adoptado por varios fabricantes de equipos de refrigeración para el transporte. Se ha observado un rendimiento y confiabilidad aceptables con las unidades de refrigerante R452A enviadas en los últimos 3 años.

El refrigerante R452A es una mezcla de R32 / R125 / R1234yf a una composición de 11/59/30 por ciento en peso. Proporciona características ambientales y de seguridad específicas. Incluido el impacto cero en el ozono estratosférico, baja toxicidad y no inflamabilidad (ASHRAE Standard 34 e ISO 817 clasificada como refrigerante Clase A1). Sin embargo, debido a su relativamente alto GWP (1945), aunque 50% más bajo que el de R404A, se puede considerar como una opción de transición.

Se han probado otros refrigerantes, como el R744, en una serie de productos de refrigeración para el transporte. Pero la adopción es limitada en este momento. Además, el rendimiento de los equipos basados en R744 no está disponible para realizar una evaluación completa de LCCP.

Ventajas de usar el refrigerante R452A

Tanto las investigaciones de laboratorio como las pruebas de producción han demostrado que el refrigerante R452A tiene una capacidad y eficacia equivalentes a  las del R404A. Se ha demostrado que el refrigerante R452A tiene una compatibilidad de material y estabilidad química similares al R404A y en combinación con las experiencias de producción hasta la fecha.

Se utilizó una herramienta de desempeño climático de ciclo de vida (LCCP) para evaluar el impacto total de GWP (emisiones directas e indirectas), expresada como masa equivalente de dióxido de carbono (kg CO2eq), durante la vida útil de una aplicación de transporte. Para este estudio, tanto el R404A como el refrigerante R452A se analizaron para un escenario típico de distribución diaria en Phoenix Arizona, Estados Unidos. En general, las emisiones de kg CO2eq del refrigerante R452A disminuyeron aproximadamente 9.1% con respecto al R404A.

Fuente: IIR.
Artículo gracias a Blog de ACR Latinoamérica

Donald Trump y la enmienda de Kigali

Un grupo de 13 republicanos están instando al presidente Trump a que envíe la Enmienda de Kigali para eliminar los refrigerantes HFC (Hidrofluorocarbonos) al Senado para su ratificación.

Según el Programa de Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA), la enmienda de Kigali es «la mayor contribución del mundo» a los acuerdos de la cumbre climática de París del pasado año 2015. El Protocolo de Montreal ha sido objeto de varias enmiendas, la última de ellas es la Enmienda de Kigali, que es la quinta de una serie de enmiendas del Protocolo. Fue aprobada para eliminar los HFC, que con frecuencia se utilizan como sustitutos de las sustancias que agotan el ozono (SAO). Si bien los HFC no son sustancias que agotan el ozono, sí son poderosos gases de efecto invernadero que tienen un potencial de calentamiento atmosférico (PCA) importante.

El Protocolo de Montreal y la Enmienda de Kigali

El Protocolo de Montreal ha logrado que la capa de ozono se esté recuperando gracias a la eliminación de las SAO y en ese proceso también se ha mitigado el cambio climático. En virtud de la enmienda de Kigali, las partes reducirán la producción y el consumo de HFC, con lo cuál se podría evitar un aumento de 0,5°C de la temperatura del planeta para finales del siglo. Todos los ajustes y enmiendas anteriores del Protocolo de Montreal cuentan con apoyo universal. Los estados que primero ratifiquen la enmienda marcarán un camino que muy probablemente seguirán los demás países.

Principales razones para ser Parte en la Enmienda de Kigali

Cuando las Partes desplieguen nuevas tecnologías al implementar la Enmienda de Kigali podrán obtener una ventaja competitiva en el mercado mundial. Las tecnologías alternativas suelen ser eficaces en función de los costos y conducen a una mejora de la calidad de los productos finales, entre otros la eficiencia energética. Mediante la Enmienda de Kigali, el Protocolo de Montreal asume la responsabilidad de gestionar los HFC y desempeña una función rectora en la labor hacia un mundo ambientalmente sostenible en el que nadie se quede atrás. En consonancia con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Las Partes en la Enmienda de Kigali que operan al amparo del artículo 5 tendrán acceso al apoyo financiero y técnico que se brinda en el marco del Protocolo. También se derivan otros muchos beneficios de la ratificación.

 

«Al enviar esta enmienda al Senado, ayudará a asegurar el lugar de Estados Unidos como líder mundial en varias industrias manufactureras y, a su vez, dará a los trabajadores estadounidenses una ventaja frente a sus competidores en el mercado internacional». Según la carta publicada enviada a principios del mes de junio.

El gobierno de Obama firmó el acuerdo en Kigali, Ruanda, hace casi dos años, justo antes de las elecciones presidenciales de 2016. La enmienda al Protocolo de Montreal de 1982 eliminaría gradualmente el uso de ciertos refrigerantes utilizados en el aire acondicionado y otros sistemas de refrigeración porque se ha descubierto que exacerban el calentamiento global.

Trump podría anular el acuerdo de kigali

 

Los fabricantes se han preocupado de que Trump pueda anular el acuerdo de Kigali, similar a su decisión sobre el Acuerdo de París. A medida que otros países pasen a otros productos químicos refrigerantes, las empresas de EE.UU dejarán de ser competitivas a nivel mundial si el país  no firma el acuerdo.

Los senadores agregaron que casi 600,000 trabajadores estadounidenses están listos para «beneficiarse significativamente» del acuerdo acordado en Kigali para la transición a refrigerantes alternativos. Señalaron que el acuerdo aumentaría los empleos de manufactura en 33,000 y aumentaría las exportaciones en US$4.8 mil millones.

Fuente: www.washingtonexaminer.com

Fuente: montreal-protocol.org