Free cooling

Free cooling: que es?

En que consiste el free cooling

El free cooling es un sistema que se vale del aire exterior para enfriar o refrigerar un espacio. Su uso resulta muy útil en climatización ya que permite reducir el gasto de los equipos y disminuir su uso. Esto le convierte en una opción interesante en términos de eficiencia energética.

Los sistemas de free-cooling extraen el aire del exterior, lo filtran, y lo utiliza para aclimatar. De esta forma se evita recircular el aire de retorno, obteniendo incluso una mejora en la calidad del aire interior.

Qué aplicación tiene

Como decíamos, el principio básico del free cooling es aprovechar las bajas temperaturas del exterior para enfriar espacios. Su funcionamiento suele activarse cuando la temperatura del aire exterior es más baja que la que se extrae del interior al climatizar. Entonces, uno puede pensar: ¿para qué sirve esto? ¿Quién va a querer refrigerar un espacio si la temperatura exterior es baja? La respuesta es sencilla.

Sí, evidentemente, cuando hace frío la demanda habitual suele ser la calefacción. Pero eso no es siempre así. Muchos locales, debido a sus fines o uso, buscan refrigeración durante todo el año, incluso en invierno. Este es el caso por ejemplo de los restaurantes, los locales de fiesta, tiendas u otros espacios donde se acumula mucha gente. En este tipo de locales resulta mucho más eficiente aprovecharse parcial o totalmente del aire exterior para refrigerar en lugar de utilizar el sistema de climatización.

Otros caso muy común en el que el free cooling resulta altamente útil es en centros de procesamiento de datos. En estos espacios, se suelen producir grandes cantidades calor difícilmente contrarrestables sin utilizar algún tipo de climatización.

Cómo funciona?

Para que pueda realizarse free cooling, es necesario que la climatización sea por aire. Además, el sistema de climatización debe de estar compuesto por una serie de compuertas y ventiladores que permitan poner en marcha este método.

En términos sencillos, no vale cualquier sistema. Ha de estar preparado para utilizar esta opción de ahorro energético. En la imagen inferior podemos ver un esquema del funcionamiento básico de un sistema de free cooling:

free cooling

 

Ventajas y desventajas

Como ocurre con casi todas las cosas en esta vida, existen tanto ventajas como desventajas. En primer lugar, procederemos a explicar los beneficios:

  • Permite ahorrar. Es su ventaja principal, el principal aspecto que le da valía. Como decíamos al comienzo permite reducir el uso de los equipos de climatización.
  • Mejora la calidad del aire interior. Al aumentar el caudal de aire externo, puede mejorar la calidad del aire del espacio aclimatado.

A continuación, procedamos con las contras:

  • Requiere de un mínimo consumo. No es totalmente “free”. Es necesario un consumo reducido de electricidad.
  • Requiere de un mecanismo complejo. Además del sistema de climatización, es necesario un sistema de ventiladores, compuertas y filtros.

En general, la mayoría de expertos coinciden en que es una gran alternativa. No obstante, su rendimiento y funcionalidad depende de la calidad del sistema de control empleado para tal fin.

Conclusiones

Más allá de las valoraciones personales, el free cooling o enfriamiento gratuito es visto como una alternativa eficiente y eficaz. Es un sistema muy útil para ahorrar en muchas aplicaciones y que puede ayudar a la ventilación de locales en los que este aspecto es fundamental.

La mejor fuente para ampliar conocimiento sobre este sistema de ahorro energético y muchos otros es sin duda la Guía técnica de ahorro y recuperación de energía en instalaciones de climatización, redactada y publicada por el IDAE.

Artículo gracias a blog de Airzone

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *