aire acondicionado multisplit o por conductos

Multisplit o aire acondicionado por conductos?

En el mundo de la climatización existen múltiples opciones. El mercado es amplio y sus variantes aún más si cabe. Por lo tanto, es normal que te plantees varias opciones si vas acceder a una nueva vivienda o simplemente quieres hacer una reforma. ¿Multisplit o conductos? ¡No eres el primero, ni serás el último en preguntártelo!

En este post intentaremos aclarar un poco el tema. Específicamente, si dudas entre aire acondicionado por conductos o multiplits.

 Pros y contras del aire acondicionado por conductos

Los sistemas de aire acondicionado por conductos gozan al día de hoy de mucha notoriedad. La mayoría de las nuevas viviendas cuentan con una preinstalación de conductos lo que facilita poner en marcha esta opción.

La instalación requiere de una red de conductos para climatizar las estancias, una máquina interior y una unidad exterior.

Pros

  • Es una gran opción a nivel estético. En lugar de tener un gran aparato por habitación, solo veremos una rejilla.
  • Es recomendable cuando queremos climatizar muchos espacios a la vez con frecuencia.
  • Si cuentas con preinstalación, la inversión inicial no es muy alta.
  • El mantenimiento no suele ser elevado ni complejo.

Contras

  • No permite climatizar una única estancia o varias a elección. Estos sistemas emiten aire acondicionado o calefacción en toda la vivienda u oficina.
  • Si no cuentas con preinstalación de conductos, los costes iniciales pueden ser altos. Los conductos y la máquina interior se ubican en el falso techo, por lo que habrá que realizar obras.
aire acondicionado por conductos

Pros y contras del multisplit

La climatización mediante varios splits es otra de las soluciones más demandadas. La instalación requiere de una máquina interior por cada habitación y solo una unidad exterior para todas ellas.

Pros

  • No requiere de una instalación compleja.
  • Permite controlar cada unidad interior de forma individual. Es decir, nos permite escoger cuales zonas climatizamos.
  •  A pesar de que haya varias unidades interiores, normalmente solo es necesario disponer de una unidad exterior.

Contras

  • Estéticamente, no es la mejor opción. Implica un impacto visual elevado.
  • Al realizar la instalación, la potencia de cada unidad se dimensiona individualmente sin tener en cuenta el conjunto. Esto provoca que la potencia total se sobredimensione, lo que conduce a un mayor consumo eléctrico.
  • El ventilador de cada unidad se encuentra en la propia estancia a climatizar, lo que puede provocar un mayor nivel de ruido.
  • Al tener que instalar varias unidades interiores, la inversión inicial es alta.

Puedes ampliar información sobre esta opción en este enlace.

aire acondicionado multisplit

Entonces Multisplit? Aire acondicionado por conductos? otra opción?

Como hemos visto ya, decidirse por una opción u otra depende de muchos factores. Presupuesto, tipo de instalación, necesidades… todos ellos son elementos que intervienen en la ecuación. Sin embargo, en nuestro caso apostamos por una opción concreta. Y no es (técnicamente) ninguna de ellas.

La opción más completa consistiría en decidirse por la opción de conductos pero incorporando un sistema de controles. ¿Por qué? Pues bien, principalmente porque es una solución que proporciona todas las ventajas de ambas opciones, eliminando las contras:

  1. Control individualizado en cada estancia: cada zona se puede controlar individualmente como en el caso del multisplit. Podrás gozar de temperaturas independientes y de la posibilidad de apagar las estancias que no uses.
  2. Máximo confort térmico y acústico: al encontrarse la máquina en el falso techo, en una zona alejada de las estancias principales (un baño, por ejemplo)
  3. Mínimo impacto visual: al igual que sucede con los conductos, no habría máquina interior en las estancias. Únicamente habrá una rejilla y un termostato de diseño por estancia a controlar.
  4. Máxima eficiencia energética: gracias a los algoritmos de eficiencia energética, el usuario podrá reducir el consumo de su instalación.
  5. El mantenimiento es bajo: los costes de mantenimiento son muy reducidos.

Pero ahí no queda la cosa.

El uso de un sistema de control te permite además llevar tu termostato en el bolsillo. Puedes utilizar tu móvil como un termostato wifi y gestionar todas las funciones de tu sistema cuando quieras y como quieras.

Artículo gracias a blog de Air Zone

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario