preparar tu aire acondicionado

Preparar tu aire acondicionado

Antes de una temporada de alto uso, es imprescindible preparar tu aire acondicionado para sacarle el máximo partido y refrescar su hogar de la manera más eficiente. Por este motivo, Junkers, marca de la división Bosch Termotecnia, ofrece a los usuarios una serie de recomendaciones básicas para que afronten los días de calor con la tranquilidad y el confort de contar con un aire acondicionado a pleno rendimiento.

En primer lugar, antes de poner en marcha el aire acondicionado es fundamental limpiar el filtro, ya que tenerlo sucio y obstruido repercute negativamente en el rendimiento del aparato. En este caso, además de limpiar el filtro de polvo y posibles obstrucciones, se recomienda desinfectarlo con un producto específico para ello, que acabe con las bacterias, ácaros y hongos. De este modo, además de obtener el máximo rendimiento, se evita la propagación de malos olores y posibles virus.

“Cómo limpiar los filtros de tu aire acondicionado”

Uno de los causantes de que aparezcan hongos y bacterias en las instalaciones de aire acondicionado es la humedad de la bandeja de desagüe del propio aparato. Aunque la mayoría de los equipos actuales cuentan con un sistema de autolimpieza que evita que se acumule el agua por la condensación, existen productos como el Protector de Bandeja ACE que evita que se obstruya el desague de su equipo de aire acondicionado. Una manera de asegurar que se arranca la temporada de verano con el aire acondicionado libre de humedad es usar unos días antes el modo ventilador, lo que acelera el proceso de secado interno de la máquina.

Ir más allá del filtro, clave para preparar tu aire acondicionado

Una vez se hayan limpiado los filtros y acabado con la posible humedad acumulada, es necesario limpiar el ventilador e intercambiador interior, al menos una vez al año, para garantizar su máximo rendimiento y, en consecuencia, un funcionamiento eficiente y más económico. En este caso, dado que se trata de componentes internos más delicados y de peor acceso que los filtros, se recomienda que los usuarios se pongan en contacto con un técnico calificado y sea un profesional quien realice la tarea.

Lo mismo ocurre con la unidad exterior del aparato, que al igual que el equipo interno, necesita un mantenimiento regular y una preparación que garantice el funcionamiento óptimo del aire acondicionado durante los meses de verano.  En este caso, es fundamental comprobar que la ventilación es correcta y que la suciedad y los agentes externos no dañan la unidad.

Claves para un uso eficiente

Además de preparar tu aire acondicionado para afrontar el verano, es importante tener en cuenta una serie de recomendaciones para usarlo de la manera más eficiente. En primer lugar, Junkers recomienda a los usuarios que opten siempre por aires acondicionados con clasificación energética A+ en adelante. De manera que el propio aparato garantice ya la máxima eficiencia. Además, aconseja seleccionar una temperatura de entre 24 y 25 grados y, en caso de encender el aire nada más llegar de la calle, dejar que enfríe el ambiente y alcance esa temperatura de manera progresiva. En vez de optar por la máxima potencia o poner una temperatura muy baja para que enfríe antes, ya que afectará notablemente en el consumo energético y en la factura.

Como último paso para preparar tu aire acondicionado, recuerda la importancia de aislar las estancias de la casa para evitar que entre el calor y se vaya el frío del aire acondicionado. Gestos como bajar las persianas y cerrar las cortinas hacen que la casa absorba menos calor y, por tanto, se pueda hacer un uso más eficiente del aire acondicionado.

Artículo gracias al blog de El Aire Acondicionado

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario