Entradas

Ventajas y desventajas del cambio de horario

El debate sobre si realmente compensa el cambio de horario no ha podido ser esclarecido del todo por la ciencia. Y eso que no son pocos los estudios que han intentado determinar hasta qué punto afecta a la salud modificar el reloj dos veces al año o si verdaderamente sirve para ahorrar energía.

Esta costumbre, que comenzó durante la Primera Guerra Mundial en Alemania y en sus países aliados para aprovechar mejor la luz solar, la llevan a cabo en la actualidad más de 70 naciones. En España, tras unos años sin aplicarla, se retomó en 1974, cuando la medida se generalizó como consecuencia de la gran crisis del petróleo.

«La conveniencia o no de hacer el cambio de horario siempre ha sido motivo de discusión pero nunca se ha llegado a una conclusión clara. El argumento que solía darse es que suponía un ahorro de energía. Quizás ocurría hace tiempo, cuando la gente se guiaba más por el sol. Pero hoy en día no está claro que suponga un ahorro», señala Antoni Diez Noguera, catedrático de Fisiología de la Universidad de Barcelona y experto en cronobiología.

Los estudios actuales apuntan a un modesto ahorro energético que la Unión Europea estima entre un 0,5 y un 2,5%. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el potencial de ahorro en iluminación en España por el cambio de hora podría llegar a representar un 5% del consumo eléctrico, que equivaldría a un ahorro de unos 300 millones de euros.

En la actualidad, unos 1.500 millones de personas en todo el mundo adelantan y retrasan sus relojes. Japón y la India figuran entre los grandes países que no han aplicado esta medida.

La directiva Europea 2000/84 unificó los días en los que se producen las modificaciones de hora en todos los países de la UE: el último domingo de marzo y octubre, respectivamente.

En Colombia, hay solamente un huso horario: Hora de Colombia, COT (UTC-05). La hora en Colombia no cambia debido a que no se observa horario de verano durante el año.

Ventajas y desventajas del cambio de horario

Economía

  • El objetivo de reducir el volumen de consumo de carbón y gestionar así eficientemente los escasos recursos. Este ahorro de consumo y de recursos es uno de los argumentos que se mantienen a favor del cambio de hora.
  • En contra: el argumento principal es quepor mucho que cambie la hora, los horarios laborales no lo hacen. El comercial, por ejemplo, no varía (10.00 habitualmente), por lo que no solo no se ahorraría energía, sino que además se gastaría más por la tarde.

Medioambiente

  • A favor: en la teoría, este ahorro de recursos también da un respiro a la naturaleza y por lo tanto reduce el consumo de materias primas, la contaminación que se genera al producirlas y la emisión de CO2, otro beneficio para frenar el cambio climático.
  • En contra: en los últimos años han crecido las voces que cuestionan la eficacia real del cambio de horario. El principal argumento es que la electricidad que no se usa a primera hora del día se gasta por la tarde debido al atardecer más temprano.

Salud

  • A favor: durante la temporada de otoño e invierno, la disminución de horas de luz puede facilitar la secreción de melatonina, una hormona que varía respecto al ciclo diurno o nocturno. Con este primer cambio, se mejoraría la conciliación del sueño. Por otra parte, con la llegada de la primavera y el aumento de la exposición al sol aumenta también la recepción de vitamina D, necesaria para el cuerpo y cuya carencia se ha relacionado con deficiencias en el sistema inmunológico, esquizofrenia y depresión.
  • En contra: el cuerpo tiene que reajustarse a la luz solar y a los nuevos ciclos de sueño y  hábitos alimenticios. En este proceso se pueden sufrir algunas alteraciones, que afectan en especial a los más pequeños y a los más mayores, como la irritabilidad, el cansancio o la concentración.

Este cambio de horario llega no exento de controversia, en pleno debate sobre los impactos positivos de esta medida, en el ahorro energético. Ya que para contribuir a la sostenibilidad energética y que ésta se traduzca en un ahorro real en nuestros hogares, no es suficiente con los cambios de horas anuales. Debemos hacer un uso más inteligente de la energía; estudiar nuestros consumos y cambiar hábitos y rutinas que no aportan beneficios ni a nuestra vida ni a nuestros bolsillos.

Las medidas que podemos adoptar pasan por:

  1. Comprar electrodomésticos con buena calificación energética. Es una forma de ahorrar a la larga. La calificación más baja es la D; la más alta, la A+++.
  2. Apagar las luces al salir de las habitaciones. Puede parecer una tontería, pero es muy común dejarlas encendidas.
  3. Utilizar luces de bajo consumo. Especialmente en las zonas que pasen más tiempo encendidas.
  4. Elegir un sistema de climatización adecuado a las necesidades de la vivienda, manteniendo siempre una temperatura eficiente: entre los 22-25 grados en verano; y los 21-23 en invierno.

El autoconsumo eléctrico

Hablamos de medidas que parecen sencillas pero que exigen un compromiso, en firme por nuestra parte, la adaptación y la concienciación requieren finalmente tiempo.

Artículo gracias a blog de AirZone

 

Arquitectura sostenible en que consiste

Se conoce como ciclo de vida, el proceso que todo producto hace desde su creación hasta su disposición final como residuo, o incluso hasta su reutilización. La Arquitectura Sostenible es una rama de esta disciplina que está diseñando edificaciones teniendo en cuenta el ciclo de vida de los mismos, y tratando de minimizar todos los impactos que ocurren a lo largo de todo el proceso. En este artículo del blog os hablaremos de este concepto, y analizaremos las características que diferencian este tipo de arquitectura de la convencional.

¿En qué consiste la Arquitectura Sostenible?

La arquitectura sostenible se puede definir como el modo de construir que garantiza el bienestar y desarrollo de los ciudadanos, y que a su vez trata de asegurar los recursos y el desarrollo de las generaciones venideras. Para ello, incide y optimiza los recursos, los consumos, el aporte de energías renovables, los residuos y emisiones, el uso y mantenimiento del edificio y sobre la calidad de vida de sus ocupantes. También es importante recordar que los edificios sostenibles, junto a otros elementos, conforman ciudades sostenibles.

Gracias a unos indicadores que pueden establecerse, los arquitectos diseñan un edificio sostenible y respetuoso con el medio ambiente que cumple con todas las expectativas de confort térmico y de calidad de vida.

Indicadores de la Arquitectura Sostenible

A continuación hablaremos de los indicadores que establece el arquitecto Luis de Garrido, presidente y fundador de la Asociación Nacional para la Arquitectura Sostenible (ANAS) y la Asociación Nacional para la Vivienda del Futuro (ANAVIF). En estos indicadores se pueden ver perfectamente reflejados los criterios para una vivienda sostenible, haciendo referencia a los aspectos en los que la Arquitectura Sostenible incide, y los cuales hemos indicado anteriormente.

Materiales y Recursos

Los indicadores que entran en este apartado, hacen referencia al origen y disposición de los materiales y los recursos utilizados para la edificación. Se tienen en cuenta que estos sean de origen reciclado, que sean reciclables y reutilizables, así como duraderos.

Energía

Dentro del grupo de indicadores energéticos, se tienen en cuenta todos los consumos desde su construcción hasta su uso. En el uso, se tienen en cuenta aspectos de la eficiencia energética como el aporte de energías renovables, las pérdidas energéticas o la inercia térmica del edificio.

Gestión de Residuos

En este apartado se estudian los residuos generados desde la obtención de los materiales hasta la actividad del edificio, pasando por el proceso de construcción. Aparte de eso, también hay un indicador para el uso alternativo de estos residuos.

Salud

En el grupo de indicadores de Salud, entran por un lado los referentes a las emisiones nocivas para el medio ambiente y las personas, y también los índices de malestar, enfermadad y satisfacción de los ocupantes.

Uso

El último grupo de indicadores tiene que ver con todos los aspectos derivados del uso del edificio. Entre ellos encontramos la energía consumida tanto cuando el edificio está en uso como cuando no, el consumo, los recursos, la energía consumida en la accesibilidad del edificio y la necesidad de mantenimiento mientras el edificio se está utilizando.

En base a todos estos indicadores, se pueden tomar ciertas medidas que van a mejorar la sostenibilidad de la edificación.

Colombia y la Arquitectura Sostenible 

La arquitecta y profesora de la Universidad Nacional, María Isabel Mayorga, explica que hoy en día se tiene que hablar de vanguardismo pensando en el momento que vive nuestro planeta. Es decir que el tema medioambiental se debe atender también desde la arquitectura; esto tiene que ver específicamente con un diseño sostenible y los materiales que se usan.

A continuación presentamos cinco obras arquitectónicas que están en Colombia y son consideradas vanguardistas porque brindan soluciones a los problemas actuales.

  1. Edificio Bancolombia en Medellín
  2. Embajada de Ecuador en Bogotá
  3. Edificio Terpel en Bogotá
  4. Centro Argos para la Innovación en Medellín
  5. BC Empresarial en Barranquilla

 

Articulo gracias a Blog de Calor y Frío

El autoconsumo eléctrico

El autoconsumo eléctrico es un sistema legal de obtención de energía, que consiste en que un usuario produzca la suya propia. De esta forma, se tiene un control absoluto sobre la instalación, sobre los consumos y sobre los ahorros. Este es un método eficiente y respetuoso con el medio ambiente. Hay que tener en cuenta que cuando consumimos energía de esta red, lo estamos haciendo del mix energético nacional.

Cuando un usuario decide comenzar a producir su propia energía, el aporte de esta es totalmente limpio y sostenible. Así, se evitan los impactos ambientales derivados de producciones de energía no sostenibles y se contribuye a mejorar el planeta. Y la pregunta que surge al respecto es, ¿qué tipos de autoconsumo eléctrico existen?

Tipos de autoconsumo eléctrico

Es importante entender que cuando alguien decide cambiar su forma de consumir energía, lo primero que tiene que hacer es una inversión. Si se invierte de forma inteligente, en unos años la inversión le estará reportando un importante ahorro económico. Para ello, existen los proyectos de eficiencia energética, que pueden incluir algunos de las siguientes instalaciones para el autoconsumo:

Paneles fotovoltaicos

Los paneles fotovoltaicos son sistemas de placas formadas por materiales que aprovechan la radiación del sol para generar energía eléctrica. Mediante un inversor que regula la tensión de salida, y unas baterías que acumulan la energía, una instalación fotovoltaica puede abastecer gran parte de la demanda de un hogar.

Energía mini eólica

Producida mediante pequeños aerogeneradores instalados que dan energía a viviendas o pequeñas empresas. La producción de este tipo de energía es bastante intermitente pero si se complementa con baterías eléctricas puede ser una muy buena opción, sobre todo, en zonas en las que suela soplar el viento con mayor frecuencia y fuerza.

Energía mini hidráulica

Se obtiene canalizando el agua por unas tuberías allí donde se encuentre el salto de agua, llevándola hasta la central o haciéndola caer hasta la turbina. Así, la presión ejercida sobre la turbina la convertirá en electricidad. La energía eléctrica se obtiene a partir de la energía cinética del agua provocada por la gravedad, lo que significa que el desnivel natural o artificial será el que determine en gran medida la potencia. Se suelen considerar presas mini hidráulicas las que tienen una potencia instalada no superior a los 10 MW y unas dimensiones inferiores a los 15 metros.

Energía solar térmica o termosolar

Aprovecha el calor generado gracias a la luz del sol, concentrando su energía para obtener así energía térmica. En estas instalaciones los paneles termosolares se complementan con acumuladores y baterías y son especialmente recomendables para reducir el consumo en Agua Caliente Sanitaria (ACS).

Desafortunadamente, las energías renovables mencionadas no siempre son capaces de abastecer el 100% del consumo. Esto ocurre porque dependen de factores como la calidad de los rayos de sol incidentes, de que sea de día o de la constancia del viento. Para esos periodos de demanda no abastecida, el usuario debe estar conectado a la Red Eléctrica. De no ser así, en esos periodos no tendría electricidad en su vivienda.

Otras formas de eficiencia

Al margen del autoconsumo eléctrico, hay otras formas de reducir el gasto de energía del hogar. Mejorar el aislamiento de la envolvente, o aplicar sistemas como los de la energía solar térmica y la aerotermia, contribuyen a reducir el consumo eléctrico o de energía fósil. Estos métodos pueden funcionar tanto para el agua caliente sanitaria, como para asegurar el confort térmico en el interior del edificio. En el caso de la aerotermia, se encuentran tanto las de calefacción como las de refrigeración.

10 simples medidas de ahorro energético

Lo que se busca con estos ejemplos es remarcar que el autoconsumo eléctrico es una forma de incrementar la eficiencia energética de los edificios e instalaciones, pero que no es la única. También se pueden tener en cuenta otras medidas que pueden suponer ahorros importantes, tanto energéticos como económicos.

Fuentes: Blog de Calor y Frio / La Estrella de Panamá / La Prensa

El futuro de la demanda de aires acondicionados

La creciente demanda de aires acondicionados (AC) en hogares y oficinas en todo el mundo será uno de los principales impulsores de la demanda mundial de electricidad en las próximas tres décadas. Según un nuevo análisis de la Agencia Internacional de Energía (AIE) que enfatiza la necesidad urgente de medidas políticas para mejorar la eficiencia.

Un nuevo informe de la AIE – «El futuro del enfriamiento» – muestra que sin nuevos estándares de eficiencia, el mundo enfrentará una «contracción fría» del crecimiento de la demanda de refrigeración en las próximas décadas. Se espera que la demanda mundial de energía de los acondicionadores de aire se triplique para 2050. Lo que requerirá una nueva capacidad de electricidad equivalente a la capacidad eléctrica combinada de los Estados Unidos, la UE y Japón en la actualidad.

La demanda de aires acondicionados para el 2050

El stock global de aires acondicionados en edificios crecerá a 5.600 millones en 2050, frente a los 1.600 millones de hoy en día. Lo que equivale a 10 nuevas unidades de AC vendidas por segundo durante los próximos 30 años, según el informe.

 

El uso de aires acondicionados y ventiladores eléctricos para mantenerse fresco ya representa aproximadamente una quinta parte de la electricidad total utilizada en edificios en todo el mundo, o el 10% de todo el consumo mundial de electricidad en la actualidad. Pero a medida que los ingresos y el nivel de vida mejoran en muchos países en desarrollo, el crecimiento de la demanda de AC en las regiones más calurosas se disparará. Se espera que el uso de AC sea la segunda fuente más grande de crecimiento de la demanda de electricidad a nivel mundial, y el motor más fuerte para los edificios para el año 2050.

Las implicaciones ambientales de la creciente demanda de aires acondicionados

El suministro de energía a estos AC tiene grandes costos e implicaciones ambientales. Un factor crucial es que la eficiencia de estos nuevos AC puede variar ampliamente. Por ejemplo, los equipos vendidos en Japón y la Unión Europea son típicamente un 25% más eficientes que los vendidos en los Estados Unidos y China. Las mejoras en la eficiencia podrían reducir a la mitad el crecimiento de la demanda de energía a través de los estándares obligatorios de rendimiento energético.

«La creciente demanda de electricidad para el aire acondicionado es uno de los puntos ciegos más críticos en el debate energético actual», dijo el Dr. Fatih Birol, Director Ejecutivo de IEA. «Con el aumento de los ingresos, la propiedad del aire acondicionado se disparará, especialmente en los mercados emergentes. Si bien esto brindará mayor comodidad y mejorará la vida cotidiana, es esencial que se priorice el rendimiento de la eficiencia. Los estándares para la mayor parte de estos nuevos AC son mucho más bajos de lo que deberían ser «.

El informe identifica acciones clave de política. En un Escenario de Enfriamiento Eficiente, que es compatible con los objetivos del Tratado de París. La AIE encuentra que a través de estrictos estándares de rendimiento energético mínimo y otras medidas como el etiquetado, la eficiencia energética promedio del stock de AC en todo el mundo podría más que duplicarse entre ahora y 2050. Esto reduciría en gran medida la necesidad de construir una nueva infraestructura de electricidad para satisfacer la creciente demanda.

Hacer que la refrigeración sea más eficiente también generará múltiples beneficios, haciéndola más asequible, más segura y más sostenible. Ahorrando hasta 2.9 billones de dólares en inversión, combustible y costos de operación.

La importancia del crecimiento de la demanda de aires acondicionados

El aumento de la demanda de aires acondicionados será particularmente importante en las regiones más cálidas del mundo. En la actualidad, menos de un tercio de los hogares del mundo poseen un aire acondicionado. En países como Estados Unidos y Japón, más del 90% de los hogares tienen aire acondicionado, en comparación con solo el 8% de los 2.800 millones de personas que viven en las partes más cálidas del mundo.

El problema es particularmente delicado en las naciones de más rápido crecimiento, con el mayor aumento en países cálidos como India, donde la participación de AC en la carga máxima de electricidad podría alcanzar el 45% en 2050, frente al 10% actual sin acción. Esto requerirá grandes inversiones en nuevas plantas de energía para satisfacer la demanda pico de energía por la noche, que no se puede cumplir con la tecnología solar fotovoltaica.

«Establecer estándares de eficiencia más altos para la refrigeración es uno de los pasos más fáciles que pueden tomar los gobiernos para reducir la necesidad de nuevas centrales eléctricas, y permitirles al mismo tiempo reducir las emisiones y reducir los costos», dijo el Dr. Birol.

«El futuro del enfriamiento» es el segundo informe de la IEA que se centra en los «puntos ciegos» del sistema energético mundial, siguiendo el «El futuro de los camiones», que se lanzó en julio de 2017. El siguiente de esta serie: «El futuro» de Petro-Chemicals «- examinará formas de construir una industria petroquímica más sostenible.

Fuente: Agencia Internacional de Energía.

Artículo gracias a blog de ACR Latinoamérica

Sistema Dandelion Air de Google

Los principios de refrigeración del sistema Dandelion Air se basan en la energía geotérmica. En lugar de usar combustibles para generar calor o electricidad para generar frío, Dandelion Air traslada el calor desde el suelo hacia la vivienda en invierno y el calor hacia el suelo en verano. Se trata de un método ecológico que permite reducir los costes de calefacción y aire acondicionado además de minimizar las emisiones de carbono.

La compañia asegura que el aparato es el doble de eficiente que un equipo de aire acondicionado tradicional y cuatro veces más eficiente que los calentadores comunes. Dandelion promete que este sistema consigue un importante ahorro económico a medio plazo.

Con un precio de 19.423 dólares (el precio se ha reducido gracias a una subvención del Estado de Nueva York) el aparato se puede comprar desde ya aunque el precio final dependerá del tamaño de la vivienda (hay modelos desde 2 hasta 5 toneladas).

El sistema Dandelion Air puede ser instalado por el consumidor

Aunque parezca una cantidad realmente elevada, la novedad de Dandelion Air frente a otros sitemas geotérmicos, es que se trata del primero que puede ser instalado por cualquier consumidor con un coste relativamente bajo. Dandelion cuenta con un dispositivo inteligente que autoevalúa la instalación para detectar si se ha realizado correctamente. Además, una vez en funcionamiento, el sistema realiza exámenes de rendimiento que le permiten detectar y solucionar problemas que vayan surgiendo.

«Se trata de una tecnología muy de nicho que aún no ha despegado en Estados Unidos», reconoce Kathy Hannun, CEO de Dandelion, pero recalca que Dandelion puede diferenciarse de otros sistemas geotérmicos por su menor coste de mantenimiento y porque ofrece una experiencia «más estandarizada».

El proyecto nació como una de las múltiples ideas futuristas del laboratorio X de Google. Pero en 2017, el equipo decidió independizarse y crear una nueva compañía aparte que se centrara en fabricarlo y comercializarlo.

«Nuestra idea en X era sumar tecnología a una industria que aún no había sido beneficiada por la tecnología», dijo Hannun. Después de trabajar unos 9 meses en el proyecto de Google, Hannun se dio cuenta que había algo prometedor en lo que debían concentrarse. Desde mayo de este año, sus aparatos están a la venta en la zona de Nueva York y Dandelion Air pondrá a prueba su pretensión de revolucionar la industria.

Artículo gracias a blog de El Aire Acondicionado

Es necesaria la ventilación en una casa pasiva?

En general, en los edificios tradicionales realizamos la renovación del aire a través de la ventilación natural. Abrimos las ventanas para que se produzca el intercambio de aire entre el exterior y el interior de la vivienda. Tambien para alcanzar un mayor confort en caso que queramos calentar o enfriar la vivienda.  Sin embargo, para la ventilación en una casa pasiva o edificio pasivo no es necesario abrir las ventanas para ventilar ni para alcanzar el confort, ya que en este tipo de viviendas la calidad de aire se logra con sistemas de ventilación con recuperación de calor y la temperatura de confort viene dada por el uso de cerramientos-aislamientos pasivos.

«Afirmar que no se puede abrir las ventanas en una casa pasiva,…tiene sus matices, porque no es que no se puedan abrir las ventanas, es que no es necesario hacerlo».

Acostumbramos a veces abrir las ventanas para “airear” la vivienda. Sin embargo, esta práctica no siempre resulta beneficiosa ya que no conseguimos limpiar el aire (porque el aire exterior también se encuentra contaminado) y además, también se traduce en pérdida de energía. Al producirse esa diferencia térmica, es necesario aumentar la demanda energética para compensarla.

Según un estudio reciente  “Estudio Passivhaus. Estudio del usuario de edificios de consumo casi nulo-pasivos” que analiza el comportamiento de los usuarios en  edificios ECCN.  El 76,27% de los usuarios abre las ventanas para ventilar y lograr un aire interior saludable porque relacionamos esta acción con un mayor bienestar y confort.  Sin embargo, ¿cómo es la ventilación en un edificio tradicional y cómo es la ventilación en las casas pasivas?

¿Cómo se produce la ventilación en un edificio tradicional?

En un edificio convencional, la calidad de aire se logra a través de la apertura de las ventanas mientras que la temperatura de confort se consigue a través de sistemas convencionales de aire. Estos sistemas, a menudo, son fancoils, convectores o splits, y no ayudan a generar una sensación de confort pues generan corrientes, polvo, ruido y temperaturas desiguales.

Ventilación en edificio tradicional

Cómo se produce la ventilación en un edificio tradicional
Fuente Imagen: Estudio Passivhaus. Estudio del usuario de edificios de consumo casi nulo-pasivos

¿Cómo se realiza la ventilación en una casa pasiva?

Según la Plataforma de Edificación Passivhaus, no es correcto decir que en una casa pasiva no se pueden abrir las ventanas sino que lo adecuado sería transmitir la idea de que  “cuando la temperatura exterior no es agradable (por frío o por calor) no se deben abrir las ventanas. Si abrimos las ventanas en invierno desperdiciamos energía, porque enfriamos el edificio. Si tenemos las ventanas abiertas cuando fuera estamos a 30ºC, nuestro edificio se calentará. Y entonces, o bien derrocharemos energía poniendo en marcha la climatización antes de tiempo, o bien tendremos un sobrecalentamiento que podríamos evitar”.

En este tipo de viviendas pasivas  no es necesario abrir las ventanas para renovar el aire, sino que la ventilación se produce a través de sistemas de ventilación mecánica (VMC), que además de ser sistemas más ecológicos (ya que al no abrir ventanas no hay oscilaciones térmicas y, en consecuencia, menor gasto energético) son sistemas más eficientes y saludables, que permiten renovar el aire interior y extraer el aire viciado y los malos olores.

Ventilación en una casa pasiva

Cómo se produce la ventilación en un edificio ECCN
Fuente Imagen: Estudio Passivhaus. Estudio del usuario de edificios de consumo casi nulo-pasivos

Entonces, ¿Se pueden abrir las ventanas en una casa pasiva?

En una vivienda pasiva, con una temperatura exterior agradable, aunque no sea necesario, es posible abrir las ventanas. En caso de querer abrirlas, por ejemplo porque los niños están en el jardín, se puede hacer ya que la ventilación en una casa pasiva es mecánica. Controlada con recuperador de calor que funciona con muy bajo consumo energético. No resulta significativo desde el punto de vista del consumo de energía de la vivienda. De hecho, en 8 horas de apertura de ventanas, estarás derrochando menos de un tercio de un kWh. Energéticamente hablando, es muy poco; y económicamente sólo supone  unos 5 o 6 céntimos de euro.

«Uno de los mayores retos a los que se enfrenta el sector de la construcción Passivhaus es transmitir la idea de que en las casas pasivas no es necesario ventilar».

En todo caso, si se quiere abrir puertas y ventanas en una vivienda pasiva, es posible hacerlo por estancias, independizando el uso de la ventilación en las mismas. De esta forma la ventilación mecánica no se produce en toda la vivienda con lo que conseguimos minimizar el consumo.

Transmitir la idea de que no hace falta abrir las ventanas para ventilar la vivienda ya que no se necesita renovar el aire interior porque éste se renueva a través de un sistema de ventilación mecánica controlada (VMC), es uno de los retos a los que se enfrenta el sector de la construcción de casas pasivas.

Para cambiar  una costumbre tan arraigada, es posible que sea necesario un periodo de adaptación a este tipo de viviendas en las que no es necesario ventilar para mantener el confort o renovar el aire.

Fuente Imagen: BOA Arquitectos

Artículo gracias a blog de Calor y Frío

Qué son las casas pasivas y el estándar Passivhaus?

En los últimos tiempos cada vez escuchamos más desde ciertos sectores conceptos relacionados con el confort que proporcionan las casas pasivas. Pero en muchos casos, la mayoría de los ciudadanos no sabe realmente qué son las casas pasivas y el estándar Passivhaus? O cuál es la diferencia entre una casa pasiva y una casa Passivhaus, por ejemplo. También, pese a que ya ha entrado en vigor en Europa la directiva que establece que a partir de 2018 los edificios públicos deben ser construidos en base a criterios de Edificios de Consumo de energía Casi Nulo, existe cierto desconocimiento sobre qué son este tipo de edificios.

Un estudio publicado recientemente,  “estudio Passivhaus. Estudio del usuario de edificios de consumo casi nulo-pasivos”,  resume que prácticamente la mitad de la población no tiene conocimiento de qué son los edificios de consumo casi nulo y en el caso del Passivhaus la relación es todavía menor. Un 87% de la población desconoce qué es frente a un 12% que sí conoce las viviendas Passivhaus.

Todos estos conceptos están relacionados con un modelo de construcción sostenible y eficiente. Pero cada uno tiene sus propias particularidades y conviene conocerlas. A través de este post explicaremos qué son las casas pasivas y el estándar Passivhaus y que son los edificios de consumo de energía casi nulo. Todo esto con el objetivo de aclarar las interrogantes que suelen surgir al confundir por ejemplo una casa pasiva con una casa Passivhaus.

En un contexto como el actual, en el que el sector residencial engloba prácticamente el 40% del consumo final de energía, es innegable la importancia de una construcción más eficiente y sostenible que permita reducir el consumo de energía en este sector. Por tanto, aunque aún no estemos familiarizados con estos términos, lo estaremos en un futuro próximo ya que a partir de este año todos los edificios tienen que ser EECN y a partir de 2020, todos los edificios de nueva construcción.

Qué son las casas pasivas y el estándar Passivhaus?

¿Qué es una casa pasiva?

Una casa pasiva es una casa que aprovecha los recursos bioclimáticos (orientación, luz solar, etc.) y los combina con una modelo de construcción que consigue una eficiencia energética mayor  a las viviendas tradicionales.

Son casas que se caracterizan por  una baja demanda energética  y un alto confort interior. Para este tipo de construcciones se tiene en cuenta desde que se diseñan el lugar donde se van a construir, para adaptar la vivienda a la zona climática y orientación, intentando minimizar el impacto ambiental de la misma.

¿Qué es una Casa Passivhaus?

No debemos confundir una casa pasiva con una casa Passivhaus, que es una casa construida bajo el estándar Passivhaus. Este es un estándar de construcción que establece una serie de criterios de construcción de tal manera que el resultado es una casa que consigue reducir en un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración. Por lo que el aporte energético necesario puede ser cubierto con energías renovables. Podríamos decir que la casa Passivhaus va más allá de la construcción basada en el aprovechamiento de recursos bioclimáticos y utilización de sistemas pasivos para conseguir más eficiencia energética y confort. El estándar Passivhaus es un modelo de construcción en sí mismo que busca esa eficiencia energética y la lleva a su máximo expresión.

Estándar Passivhaus

El estándar Passivhaus surge en Alemania en los años 90 y es desarrollado por el Passive House Institut (PHI) basándose en rigurosas investigaciones y pruebas científicas que acreditan que ese edificio es Passivhaus. El estándar fija una serie de requisitos constructivos  y cálculos basados en el PHPP (Paquete de Planificación Passivhaus) en el que se fijan los valores que se deben de registrar en la vivienda para ser considerada Passivhaus.

casas pasivas

Construir de acuerdo al estándar Passivhaus requiere basarse en estos 5 principios básicos que te mostramos de forma resumida: Excelente Aislamiento térmico, ventanas y puertas de alta calidad, ausencia de puentes térmicos, hermeticidad al aire y ventilación mecánica con recuperación de calor. Todo ello, planteado desde el diseño de la vivienda y realizando los cálculos necesarios durante la ejecución de las obras para garantizar que se cumplen los requisitos establecidos por el estándar Passivhaus.

Requisitos básicos para edificación en base a estándar Passivhaus
Fuente Imágen: Plataforma Edificación Passivhaus

El PHI, Passive House Institut establece los siguientes indicadores en base a los que se otorga esa denominación Passivhaus:

  • Una baja demanda energética en energía primaria < 120 kWh/(m²a) (calefacción, agua caliente y electricidad),
  • Demanda en calefacción y en refrigeración menor  de 15 kWh/(m2a)
  • Hermeticidad < 0.6 renovaciones de aire por hora (valor con un diferencial de presión de 50 Pa)

Una vez que una vivienda ha sido ejecutada en base a estos criterios, se certifica por el Passive House Institute (PHI) o una entidad certificadora equivalente como el Passivhaus Certifier, como vivienda Passivhaus. Es en este punto cuando nos podemos referir a una casa o edificio como Passivhaus.

Puede conseguirse este tipo de certificación tanto en obra nueva como en rehabilitación de edificios. En este caso, el tipo de certificado sería EnerPHit, el distintivo  que acredita que la rehabilitación se ha hecho en base a cumplir estos requisitos.

¿Qué es un edificio de consumo de energía casi nulo?

Entramos en otro aspecto muy relacionado con este tipo de construcción eficiente y de baja demanda energética. Los edificios autosostenibles de energía neta cero, EECN y nZEB (Nearly Zero Energy Buildings), un concepto que surge para aumentar la eficiencia energética en la edificación y que recoge la Directiva europea  relativa a la eficiencia energética de los edificios (10/31/UE  ).

También hay términos muy parecidos como Edificios Zero, edificios de balance energético neutro, edificios autosuficientes, etc. Todos ellos relacionados con una edificación en la que la eficiencia energética es la máxima. Edificios de baja demanda energética, o que se autoabastecen energéticamente a través de fuentes de energías renovables, esta es la realidad para el futuro de los edificios en un contexto en el que hay que reducir las emisiones de acuerdo a la Estrategia Europea 2020. (Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 20% como mínimo respecto a los niveles de 1990 , obtener un 20% de la energía a partir de fuentes renovables , mejorar la eficiencia energética en un 20%).

La construcción de edificios EECN es ya obligatoria para construcción de edificios públicos y lo será a partir de 2020 para todos los edificios de nueva construcción. El sector de la construcción se encuentra inmerso en un proceso de adaptación a estos cambios y seguramente, la propia normativa vigente en Europa, el CTE (Código de Edificación Técnica) deberá de adaptarse y reforzar sus exigencias en cuanto a los requisitos constructivos enfocados a una mayor eficiencia energética.

Artículo gracias a blog de Calor y Frío

Apoyar la implementación del Tratado de París

Las empresas están listas para ayudar a los gobiernos y a las ciudades a dar el siguiente paso hacia la implementación del Tratado de París. En la conferencia COP 23 realizada en Bonn ha llegado el momento de actuar y convertir los compromisos en acciones.

Si utilizamos la energía de una manera más eficiente, podemos conseguir hasta un 40% de reducción en las emisiones. Permitiendo así que el planeta se sitúe en el escenario de calentamiento global deseado (en torno a 2 grados). Además, se puede añadir un 35% más si adaptamos las energías renovables en nuestros sistemas de energía. Tres maneras de conseguir que esto suceda es disminuyendo la energía utilizada en los edificios, controlando los motores eléctricos y conectado todos los elementos de una instalación de calefacción y aire acondicionado de una forma más inteligente.

Estos cambios han de llevarse a cabo sobre todo en las ciudades para conseguir cumplir con los objetivos de un desarrollo más sostenible. Las ciudades representan el 60-80% del consumo global de energía y el 75% de las emisiones de carbono, con el crecimiento de las grandes ciudades, estas emisiones seguirán aumentando.

«Las ciudades son la clave para generar una transición más ecológica, donde aprovecharemos más eficazmente la energía mientras integramos fuentes de energía cada vez más ecológicas.  Se trata de pensar de forma inteligente y eficiente a la hora de expandir las ciudades. Algunas iniciativas muy interesantes se están empezando a llevar a cabo, y ya existen soluciones que benefician al clima y a la economía. Ahora debemos acelerar su adopción», afirma Kim Fausing, presidente y CEO de Danfoss.

Además, Kim Fausing añade: «Para tener éxito en la implementación del Tratado de París, debemos empezar a adaptar los edificios, la industria y los sistemas de energía para conseguir una mayor eficiencia energética. Así como una pronta integración de las energías renovables. Esto requiere una fuerte colaboración global, nacional y regional entre las ciudades, los políticos y las compañías, para así conseguir las mejores soluciones para superar las barreras que vayan surgiendo».

En el COP23, Danfoss participó en el World Climate Summit. Esta conferencia es una de las más importantes a nivel internacional relacionadas con soluciones que afectan al cambio climático. Anton Koller, presidente de la División de District Energy y representante de Danfoss, realizó una ponencia el pasado 14 de noviembre sobre cómo las infraestructuras de calefacción pueden contribuir a la reducción de emisiones de CO2. Ese mismo día, la Alianza Mundial para Soluciones más Ecológicas, de la cual Danfoss es uno de sus fundadores, lanzó la «1.000 solutions initiative».

Tres maneras de cumplir con el Tratado de París

Disminuir el gasto de energía en los edificios

Actualmente, los edificios consumen casi un 40% de la energía utilizada y por ello ofrecen la mejor oportunidad a la hora de reducir gastos. De acuerdo con predicciones, un área igual al 60% del terreno edificado en el mundo será construida o reconstruida hasta 2030. Las tecnologías como los compresores, variadores de velocidad, válvulas de control y radiadores termostáticos pueden reducir el gasto energético en un 40% usando los sistemas de calefacción y aire acondicionado, con un periodo de retorno de menos de 3 años. Nueva York, donde el 70% de las emisiones de efecto invernadero provienen de la energía consumida en edificios, ha instaurado una serie de objetivos apoyados por nuevas políticas y legislaciones para reducir dicha tasa. Un ejemplo de ello es el Empire State Building, donde se han instalado 6.500 termostatos de radiadores para disminuir el consumo de energía y aumentar el confort. En este artículo explicamos como son los Edificios autosostenibles.

Motores con sistema de control eléctrico

El ahorro energético potencial es enorme cuando se trata de los motores con un sistema de control eléctrico. Estos motores consumen más del 50% de la electricidad en todo el mundo en aplicaciones para usuarios finales y para procesos industriales. La mayoría de los motores eléctricos no están equipados con variadores de velocidad, lo que significa que están permanentemente trabajando a máxima velocidad, independientemente de las necesidades. Mediante el desarrollo de variadores de velocidad y de otros sistemas de eficiencia energética, el consumo de energía de los sistemas de motores industriales, se puede reducir en un 40%; lo que reduciría el gasto de electricidad global en un 8%. El periodo de retorno estaría entre 2 y 4 años. En la ciudad danesa de Aarhus, han realizado estas mejoras en su planta de depuración de aguas residuales, y combinándolo con la producción de biogás proveniente de la planta, la ciudad ha creado un ciclo de agua de energía-neutra para sus ciudadanos – el primero de este tipo en todo el mundo. En este artículo ampliamo más acerca de la energía biotérmica y sus aplicaciones.

Conectar todos los componentes de una forma inteligente

Podemos conseguir mucho más si pensamos en edificios, industria y sistemas de energía como un único conjunto. Calefacción y aire acondicionado pueden estar conectados de forma inteligente, una buena aplicación combinada con medidas de eficiencia energética fiables puede contribuir a reducir hasta en un 58% las emisiones de CO2; requerimiento indispensable en el sector de la energía en 2050. Las infraestructuras energéticas pueden utilizar el exceso de calor, las fuentes gratuitas de enfriamiento y la energía sostenible para calentar o enfriar edificios. Se puede, por ejemplo, utilizar el exceso de calor de las centrales eléctricas, de los procesos industriales, los centros de datos, supermercados o plantas de depuración de agua.  Un exceso de calor que de otra forma se perdería en el aire. Si se recupera todo el exceso de calor de Europa, se podría cubrir toda la demanda de calefacción de los edificios existentes. Un potencial similar existe en una parte del planeta. La ciudad china de Benxi, utiliza esta nueva tecnología para extraer el exceso de calor de la industria siderúrgica local, reduciendo el gasto anual en 198.000 toneladas y permitiendo que su población goce de un aire más limpio.

Acerca de Danfoss
Las tecnologías de Danfoss se utilizan en áreas tales como la refrigeración, aire acondicionado, calefacción, control de motores y maquinaria móvil. También son muy activos en el campo de las energías renovables, así como en las redes de calefacción urbana o por distritos. La ingeniería innovadora de Danfoss se remonta a 1933, y a día de hoy es un líder mundial, que emplea a 25.200 empleados y atiende a clientes en más de 100 países.

Artículo gracias a blog de El Aire Acondicionado

Edificios autosostenibles con energía neta cero

En 2025, el mercado global de edificios con energía neta cero (NZEB) habrá ascendido a aproximadamente US$78.800 millones. Según un nuevo informe de Grand View Research Inc.

El informe indica que el aumento de mercado proyectado es notable, considerando que el tamaño del mercado de NZEB se valoró en un poco más de US$8 mil millones en 2016.

«La necesidad de una transición a una economía baja en carbono para desarrollar soluciones energéticamente eficientes y reinventar la infraestructura existente y la nueva, se espera que eleve la demanda de energía neta cero». Según el informe.

Que quiere decir energía neta cero?

Tal como lo define el Departamento de Energía de EE.UU., un NZEB es un edificio que genera suficiente energía renovable para cumplir con sus propios requisitos anuales de consumo de energía. Lo que reduce el uso de energía no renovable en la propiedad. El sector residencial ha contribuido al mercado de NZEB. En nuestro artículo casas de energía positiva explicamos como. Pero es el sector inmobiliario comercial el que representa la mayor parte de estas propiedades, con más del 75 por ciento del mercado mundial de NZEB en 2016. El dominio del segmento comercial se puede atribuir a dos circunstancias: mayor demanda y mayor adopción.

En términos de cuota de mercado a nivel regional, Norteamérica encabezó el paquete en 2016 entre las ubicaciones encuestadas. Una lista que incluye 18 países en América del Norte, Europa, Asia Pacífico, América del Sur y Medio Oriente y África. La presencia superior de la región en el mercado NZEB se debe en gran medida a la alta implementación de tecnologías relevantes tanto en Canadá como en los Estados Unidos. Con una importante contribución de California.

Artículo gracias Blog de ACR Latinoamérica

Países en desarrollo recibirán fondos para la eliminación de gases HCFC y HFC

Los países en desarrollo recibirán US$540 millones en virtud del Protocolo de Montreal para continuar su trabajo de eliminación de gases HCFC y HFC gradualmente, e iniciar actividades de apoyo bajo la Enmienda Kigali.

Los fondos serán proporcionados por los países desarrollados durante el período 2018-2020 a través del Fondo Multilateral para la Implementación del Protocolo de Montreal. El cual ha desembolsado más de 3.700 millones de dólares estadounidenses desde 1991 para ayudar a los países en desarrollo a eliminar los productos químicos que destruyen la capa de ozono. En nuestro artículo La capa de ozono y el Protocolo de Montreal ampliamos más acerca de ambos conceptos.

Las Partes del Protocolo de Montreal asumieron el compromiso de financiación durante la 11ª reunión conjunta de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Viena y la 29ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal, celebrada en Montreal del 20 al 24 de noviembre.

Las partes también celebraron el trigésimo aniversario del tratado de ahorro de ozono durante la reunión con participantes de alto nivel, incluido el ex primer ministro de Canadá, Brian Mulroney.

Eficiencia energética

Las partes solicitaron al Grupo de Evaluación Tecnológica y Económica del Protocolo de Montreal (TEAP) que evalúe las opciones tecnológicas para mejorar la eficiencia energética de los aparatos y equipos en los sectores de refrigeración y aire acondicionado mientras se eliminan los HFC en virtud de la Enmienda de Kigali.

El panel también evaluará, entre otros temas, los desafíos para la adopción de esas tecnologías, su rendimiento y viabilidad sostenibles a largo plazo, sus beneficios ambientales y los costos relacionados.

Las partes también acordaron celebrar un taller sobre oportunidades para mejorar la eficiencia energética mientras se eliminan los HFC durante su 40ª reunión del Grupo de Trabajo de composición abierta en julio de 2018.

Estándares de seguridad

Las partes también solicitaron actualizaciones periódicas sobre las normas de seguridad pertinentes para el uso de alternativas inflamables con bajo potencial de calentamiento atmosférico a los HFC, en consulta con las organizaciones de normalización pertinentes.

Enmienda Kigali

La reunión también instó a las Partes que aún no han ratificado la Enmienda de Kigali a considerar la posibilidad de hacerlo para alcanzar los objetivos de la Enmienda.

La Enmienda, que hasta el momento ha sido ratificada por 22 partes, entrará en vigor el 1 de enero de 2019 y exige a las naciones del mundo que disminuyan gradualmente los HFC en más de un 80 por ciento en los próximos 30 años y los reemplacen por alternativas más amigables con el planeta.

Se espera que la reducción progresiva de los HFC conforme al Protocolo evite hasta 0,5 ° C de calentamiento global para fines de siglo, mientras continúa protegiendo la capa de ozono.

Control y observación del ozono

Las partes también acordaron la necesidad de un mayor apoyo para la investigación y observaciones sistemáticas de la capa de ozono, ya que a través de las observaciones los científicos pueden monitorear la recuperación de la capa de ozono y la interacción entre el ozono y el clima.

Mesa redonda ministerial

La reunión también incluyó una mesa redonda de ministros de medio ambiente de todo el mundo moderada por la Campeona del Medio Ambiente de la ONU para el año 2016, Leyla Acaroglu, que se centró en las oportunidades y prioridades futuras del Protocolo de Montreal.

Panel de discusión de ciencia

Además, tuvo lugar una mesa redonda de ciencia sobre el tema «La base científica del Protocolo de Montreal: pasado, presente y futuro». Importantes científicos de varios países discutieron el efecto de la composición atmosférica cambiante sobre la capa de ozono; agotamiento del ozono y cambio climático; y observaciones y necesidades de monitoreo para la protección y recuperación de la capa de ozono.

Premios Ozone

La reunión incluyó una ceremonia de premiación para honrar a personas, grupos, organizaciones y partidos que han demostrado un compromiso extraordinario y una contribución al progreso y logros del Protocolo de Montreal, especialmente en los últimos 10 años.

Las 197 partes en el Protocolo de Montreal también recibieron certificados especialmente diseñados en reconocimiento de su incansable esfuerzo, compromiso, pasión y dedicación a la protección de la capa de ozono en los últimos 30 años.

Fuente: The United Nations Environment Programme.

Artículo gracias a blog de ACR Latioamérica