Entradas

Climatiza en verano sin que te cueste mucho

El calor ya está aquí y además, ha llegado para quedarse. Según numerosos expertos, este verano se anticipa como uno de los más calurosos en los últimos años. De hecho, ya comenzamos a padecer las consecuencias que trae consigo un período estival tan sofocante.

No cabe duda de que una de las mejores y más necesarias formas de alcanzar el confort y la comodidad en verano, ya sea en casa o en el trabajo, es climatizar tu entorno. Sin embargo, en muchas ocasiones, el elevado número de horas que trabajan nuestros equipos de climatización hacen que podamos llevarnos un susto al ver la factura de la luz.

Para ayudaros a que esto no pase, en Refricenter Group, les brindamos

4 consejos para reducir los costes en climatización sin gastar ni un dólar:

  • Mantén la temperatura de tu zona entre 24 y 26 grados. No exageres con la temperatura, se ha demostrado que la temperatura ideal para verano se sitúa en esa franja. Cada grado adicional que bajes en tu termostato representa hasta un 7 u 8% de gasto adicional.
  • Aprovecha tus propios recursos. Emplea las horas donde se registra una menor temperatura (esto es, a primera hora de la mañana o última de la noche) y aprovecha para ventilar tu vivienda o espacio climatizado.
  • No dejes que se te escape el frío. Un buen aislamiento térmico es indispensable para que no desperdiciemos la energía. Comprueba que las ventanas o puertas estén correctamente cerradas y que no haya filtraciones de aire. Evitar cualquier tipo de fugas puede mejorar hasta en un 20% la eficiencia de tu sistema.
  • Combate el efecto del Sol. Si quieres reducir la temperatura, cierra las cortinas o persianas. En caso de que tengas toldo, bájalo para reducir la ganancia de calor asociada al impacto de los rayos de sol. Según estima el Departamento de Energía de Estados Unidos, esta simple medida puede reducir en un 45% la captación de calor no deseado.

Estas sencillas pero a la vez útiles medidas para optimizar la eficiencia energética de tu sistema pueden ayudarte a ahorrar más de 100 dólares en la factura de la luz.

Artículo gracias blog de AirZone

Qué es un fan coil y como funciona?

Queremos poner en marcha en nuestro blog una nueva sección, dedicada a expandir conocimientos y nociones básicas sobre climatización entre nuestros seguidores. Para comenzar, hoy arrancaremos con el fan coil.

¿Qué es un fan coil?

También conocidos como fan-coils o, en español, ventilo convectors, son equipos agua-aire. En términos generales, un fan coil no es más que un dispositivo formado por una batería o intercambiador de frío o calor (coil)  y un ventilador (fan).

Su naturaleza compacta, que les hace ocupar muy poco, los convierte en una alternativa muy popular. Es común encontrarlos tanto en superficies residenciales como en comercios y otras instalaciones terciarias, sobre todo en aquellas de grandes dimensiones.

Cuentan con una carcasa exterior, con una rejilla de toma de aire y una de impulsión.

que es un fan coil

¿Cómo funciona?

Los equipos fan coil utilizan el agua como elemento refrigerante. Estas unidades reciben agua caliente o fría desde una enfriadora remota o caldera y lo hacen circular por unos tubos o serpetines. El ventilador impulsa el aire y lo hace pasar por los tubos donde circula el agua, produciéndose así la termotransferencia. A continuación, el aire pasa por un filtro y sale a la estancia que se está climatizando, en forma de aire frío o calor en función de las necesidades de la misma.

Tipos de fan coils

En términos generales, se podrían decir que existe dos tipos: los de dos tubos y los de cuatro tubos:

  • Fan coil de dos tubos: Tiene un tubo de impulsión o de ida y otro de retorno. El tubo de proporciona agua fría o caliente en función del momento del año. Solo pueden proporcionar o frío o calor a la vez, pero no ambas. Su coste no es elevado.
  • Fan coil de cuatro tubos: Tiene dos tubos de impulsión y dos tubos de retorno. Cada circuito funciona de forma independiente por lo que pueden llegar a producir frío y calor simultáneamente. Su uso se asocia con un mayo confort. Este tipo de fan coils abundan en grandes superficies como oficinas, hospitales, grandes almacenes, etc. Su coste es más elevado.

En cuanto a su colocación, existen también diversas tipologías: pueden ser colocado en pared, en suelo, en techo. En ocasiones algunos usuarios llegan a confundirlos con unidades de expansión directa como splits.

tipo de fan coils

Imagen propiedad de cenitclimatizacion

¿Que diferencia un fan coil de un split?

Como decíamos en el punto anterior, a veces es difícil diferenciar a golpe de ojo un fan coil de un split. Básicamente, la diferencia entre ambos equipos es que los splits son unidades aire-aire, mientras que los fan coils son unidades agua-aire. Los splits utilizan gas como refrigerante; los fan coils, agua.

Frecuencia de uso

Se estima que en países como Francia e Italia, aproximadamente el 14 y el 30% respectivamente de las unidades de condicionamiento de aire vendidas son fan coils. Su uso también es popular en muchos países del este de Europa.

Artículo gracias a blog de AirZone

Aire acondicionado y bebés, que debes saber?

Muchos papás y mamás se habrán planteado más de una vez si usar el aire acondicionado es bueno para sus bebés. En verano, en muchas regiones se superan tranquilamente los 40 ºC durante el día. En el caso de las noches, incluso los 30 en muchas ocasiones.

¿Qué debemos hacer en estos casos? ¿Es preferible usar el aire acondicionado o no hacerlo cuando estamos con nuestros niños?

Es bueno el aire acondicionado para los bebés?

Los bebés (y también los niños pequeños y las personas mayores) son los que más sufren las altas temperaturas. Por lo tanto, hay que prestar especial atención en casa a la hora de regular la temperatura si convivimos con ellos.

Usar el aire acondicionado no tiene por qué ser malo para su salud. De hecho, puede ser muy útil para proporcionarles un alto grado de confort y un ambiente saludable. Como en la mayoría de los casos, la clave está en usar la tecnología con cabeza.

A continuación os citamos una serie de pautas para utilizar el aire acondicionado en casa de forma responsable.

Evita los flujos directos de aire

Una recomendación que extendemos a todos las familias, no solo a los bebés. Recibir un flujo de aire frío (o caliente) está totalmente contraindicado. La mayoría de los sistemas de aire acondicionado cuentan con mecanismos para regular el flujo del caudal de aire. Infórmate bien y utilízalos.

 Ojo con la temperatura

En verano, una temperatura de unos 25 o 26 grados es más que suficiente para estar en confort. Nada de exagerar con el termostato: recuerda que los más pequeños son más sensibles que los adultos a la temperatura.

Por la noche la temperatura basal cae, por lo que se recomienda subir aproximadamente un grado la temperatura del equipo si vas a utilizarlo mientras tu bebé duerme.

Atento a los cambios bruscos de temperatura

No es recomendable que existan grandes diferencias entre las estancias. Por ejemplo, si vas a llevar a tu bebé del salón a su cuarto para acostarlo, intenta que el salto térmico entre ambas estancias sea lo menos pronunciado posible.

Es preferible llegar a una habitación en la que ya se ha alcanzado la temperatura de confort que activar el aire justo al llegar.

Cuida los filtros

El mantenimiento es clave. Resulta muy importante extremar las precauciones para que los filtros estén siempre impolutos. Su grado de limpieza afecta directamente a la calidad del aire que respiramos. En este post encontrarás toda la información que necesitas al respecto.

Revisa bien tu equipo antes de usarlo, especialmente si lleva varios meses inactivo.

Controla la humedad

Es importante controlar la humedad del aire para mantener un ambiente óptimo. Este factor es clave como ya señalamos hace unos meses en este artículo

Si es necesario ventila la casa una o dos veces al día.

Conclusiones

Los equipos de aire acondicionado juegan un papel crucial a la hora de mantener una temperatura de confort. En verano, puede resultar muy útil: simplemente hay que hacer un uso razonable.

Si respetas los consejos que te hemos detallado podrás disfrutar de un ambiente confortable para ti y los más pequeños de la casa.

Artículo gracias a blog de Airzone

Aire acondicionado o ventanillas abiertas

Aire acondicionado o ventanillas abiertas? ¿De qué forma consumiré menos combustible? No existe conductor que se aprecie que nunca se haya hecho esta pregunta. Sobre todo cuando llega el verano.

Como expertos en ahorro y en climatización, intentaremos arrojar algo de luz en este asunto.

 ¿Qué consume menos poner el aire acondicionado o bajar las ventanillas?

Como todo en esta vida, depende de muchos factores. Evidentemente el consumo varía en función del vehículo, de la velocidad que llevemos, de la temperatura, etc. ¿Entonces no hay forma de saberlo? A pesar de las múltiples variables que afectan a esta pregunta, sí que existen unos términos básicos generales que podemos tomar como guía.

Para dar respuestas a esta archiformulada pregunta, el Laboratorio Nacional Oak Ridge (en inglés ORNL), realizó un estudio sobre el consumo en dos modelos de coche diferentes: un Toyota Corolla y un Ford Explorer. En él se comparaban los consumos de ambos coches con el aire acondicionado funcionando a alta intensidad, a intensidad media o apagado y también cuando llevaban las ventanillas bajadas.

Para este post, nos basaremos en el caso del Toyota Corolla (modelo tipo turismo).

Gráfica del consumo del coche con el aire acondicionado puesto o con las ventanillas bajadas

Como podemos observar, se distinguen 4 líneas:

  • AC on: Aire acondicionado encendido a alta intensidad.
  • Win Dwn: Ventanillas abiertas o bajadas.
  • AC Off: Aire acondicionado desactivado y ventanillas cerradas.
  • Modeled A/C 50%: Aire acondicionado encendido a intensidad media.
 Los resultados son bastante clarificadores. Hasta aproximadamente 90 km/h, se consume menos con las ventanillas bajadas y sin aire. A partir de aproximadamente unos 100 km/h, resulta más económico emplear el aire acondicionado. Eso sí, a intensidad media.

Cuando se sobrepasan los 120 km/h resulta incluso más económico usar el aire acondicionado aunque sea con alta intensidad, ya que con las ventanillas bajadas se consume más. Aunque a priori pueda resultarnos sorprendente, hay que tener en cuenta que los vehículos están diseñados para tener mejor aerodinámica con las ventanillas cerradas.

Recuerda que como hemos dicho anteriormente, aunque sirvan de referencia, estos valores no son exactos y dependen de muchos factores.

 Recomendaciones adicionales al usar el aire acondicionado del coche: qué hacer y qué no hacer

Más allá de lo ya explicado, existen una serie de pautas recomendadas al volante para ahorrar combustible. Como en la mayoría de la ocasiones, la clave está en hacer un uso racional de la energía. Al igual que ocurre con la climatización en casa, no hay que exagerar.

  • Usa el aire de forma inteligente. No pongas la temperatura al mínimo en verano. Se trata de mantener una temperatura agradable, no de congelarse.
  • Antes de usar el aire, primero baja las ventanillas. Es recomendable renovar el aire interior del coche al subirte. Así podrás expulsar el aire caliente más rápidamente y refrigerar el vehículo en menos tiempo.
  • Enciende el aire acondicionado cuando el coche esté en circulación. Generalmente el aire acondicionado tiene más potencia cuando el coche ya está en marcha.

Artículo gracias a Blog de AirZone

Calidad del aire y su relación con la productividad

La calidad del aire, cantidad de ventilación, o aire fresco traído al interior, es un determinante crítico de la salud. Por lo que una buena ventilación reduce los síntomas del síndrome del edificio enfermo, el absentismo e incluso la transmisión de enfermedades infecciosas.

Por lo tanto, investigadores de la Universidad de Harvard, Universiad de Syracuse entre otras. Consultaron si un mejor aire influye en en la capacidad de un trabajador para procesar información, tomar decisiones estratégicas y responder a crisis.

Primera fase

En la primera fase del estudio, inscribieron a 24 «trabajadores del conocimiento» – gerentes, arquitectos y diseñadores – para pasar seis días. Durante un período de dos semanas, en un ambiente de trabajo altamente controlado. En el Centro de Excelencia de Syracuse. Cada día les pedieron que se presentaran en este lugar y que hicieran su rutina de trabajo normal de 9 AM a 5 PM. Mientras tanto, sin su conocimiento, cambiaron las condiciones de calidad del aire de sus espacios de trabajo. De un ambiente convencional, que simplemente cumplía con los estándares mínimamente aceptables, a un ambiente optimizado.

Al final de cada día, se probó el desempeño de la toma de decisiones de los trabajadores. Usando una prueba de función cognitiva estandarizada que los investigadores han utilizado durante décadas.

Investigadores indicaron que “encontramos que respirar mejor aire llevó a un mejor desempeño de toma de decisiones entre nuestros participantes. Vimos puntuaciones más altas en nueve dominios de funciones cognitivas. Cuando los trabajadores fueron expuestos a mayores tasas de ventilación, niveles más bajos de químicos y menor dióxido de carbono. Los resultados mostraron las mejoras más grandes en las áreas que probaron cómo los trabajadores utilizaron la información para tomar decisiones estratégicas. Y cómo planifican, se mantienen preparados y elaboran estrategias durante las crisis. Estas son exactamente las habilidades necesarias para ser productivos en la economía del conocimiento”.

Segunda fase

De igual manera detallaron que “en la segunda fase del estudio, nos trasladamos del laboratorio al mundo real para probar factores adicionales más allá de la ventilación. VOCs y CO2 que podrían influir en la función cognitiva. Inscribimos a más de 100 trabajadores en 10 edificios en Estados Unidos, seis de los cuales habían logrado la «certificación verde».

Controlando factores como salario, tipo de trabajo, propietario / inquilino del edificio y ubicación geográfica. Encontraron que los trabajadores de los edificios que tenían certificación verde obtuvieron puntajes más altos en las pruebas. Además de la calidad del aire, vimos que la temperatura tenía un efecto sobre los trabajadores. Cuando trabajaban bajo un rango cómodo de temperatura y humedad, se desempeñaban mejor en las pruebas de toma de decisiones, independientemente del edificio en el que se encontraban.

“Estimamos que los beneficios de productividad de duplicar las tasas de ventilación son US$6,500 por persona por año. Esto no incluye los otros beneficios potenciales para la salud, como la reducción del síndrome del edificio enfermo y el absentismo”.

Además de administrar COV, tasas de ventilación y temperatura. Los gerentes pueden considerar otros aspectos críticos del ambiente interior que influyen en la salud y la productividad, como la iluminación y el ruido.

Artículo gracias a blog de ACR Latinoamérica.

Plantas que ayudan a refrescar tu hogar

Cuando llega el calor, cualquier consejo es bienvenido. Si bien es cierto que el aire acondicionado se hace indispensable en muchas regiones en verano, también existen otras formas alternativas de refrescar tu hogar o puesto de trabajo.

A veces olvidadas, las plantas pueden ser un gran remedio para refrescar tu vivienda. A lo largo de la historia se han utilizado para mejorar y aportar un toque humedad al ambiente alrededor del mundo. Incluso, se podría decir que ayudan a “limpiar” el aire interior.

No obstante, debido a sus características y naturaleza, no todas tienen un efecto óptimo en el hogar. A continuación te vamos a dar algunos ejemplos de plantas que te ayudarán a mantenerte fresco en casa.

Plantas para mantener fresco el hogar

ALOE VERA

Planta archiconocida por el gran público debido a sus múltiples efectos beneficiosos. No solo es efectiva a la hora de aliviar quemaduras o solventar problemas estomacales, sino que también es muy útil para refrescar el ambiente. Ayuda a mantener baja la temperatura en casa y evita además el recalentamiento de los espacios.

Adicionalmente, el aloe vera elimina del aire algunos contaminantes presentes habitualmente en los productos de limpieza como el benceno o el metanal o formaldehído.

aloe-vera

Imagen vía Jardín Plantas.

POTUS

También conocida como poto, potos o ecindapso. Sus hojas doradas en forma de corazón (en inglés se llama Golden Pothus por este motivo) la caracterizan. De uso muy extendido en Norteamérica, esta planta es un arma muy eficaz para purificar el aire.

Es ideal para aquellos que no disponen de mucho tiempo puesto que no precisa de muchos cuidados. Además tampoco necesita mucha luz, por lo que se recomienda también para oficinas.

LENGUA DE SUEGRA

Conocida también como sanseviera, lengua de tigre o espada de San Jorge. Su ubicación ideal es el dormitorio ya que por la noche transforma dióxido de carbono en oxígeno.

También se le asocian otros beneficios como la mejora de la calidad del aire. Este tipo de planta es capaz de filtrar sustancias nocivas como el xileno, el tolueno, el benceno o el tricloroetileno.

HELECHOS

La mejor planta para purificar el ambiente según un estudio de la NASA. Conocidísima por su uso decorativo en nuestro país, es tremendamente efectiva como humidificadora. Helechos

Los helechos son un tipo de plantas vasculares muy populares. Sus largas y delgadas hojas ayudan a limpiar el aire de sustancias contaminantes como el tolueno y el xileno (presentes en pegamentos, esmaltes de uñas o algunos pegamentos). Además, por supuesto, también refresca el ambiente interior.

helechos

Imagen vía Our House Plants.

FICUS BENJAMINA

El ficus benjamina o laurel benjamín es otra de las plantas que pueden mejorar tu ambiente. Al igual que sus compañeras, ayuda a mantener el aire interior fresco y también puede mejorar la calidad del aire. Puede ser una gran opción para decorar cualquier tipo de ambiente.

Estas son solo algunas de las opciones más destacadas que te recomendamos para utilizar medios naturales para mantener el frescor en casa. Evidentemente, no basta con utilizar estas plantas para refrigerar cuando el calor más aprieta. Sin embargo, pueden ser una buena opción para decorar tu hogar, complementar tu climatización y mejorar la calidad del aire que respiras.

Artículo gracias a blog de Airzone