Entradas

Sensores mejorados para reducir energía

Nuestro primer post del 2018 es sobre un tema de máxima importancia actualmente, la reducción del consumo de energía a nivel mundial. Investigadores de ingeniería de la Universidad de Alabama (UA) son parte de un proyecto nacional para encontrar formas de reducir la energía utilizada para calentar, refrigerar y ventilar edificios.

La Dra. Zheng O’Neill, profesora asistente de UA de ingeniería mecánica, lidera un equipo que desarrolla estándares de prueba y estrategias de control para sensores utilizados para controlar HVAC en edificios comerciales y residenciales.

El objetivo es proporcionar una forma para que los que manejan los sistemas HVAC puedan saber que los sensores funcionan de manera eficiente. Al detectar el movimiento y la ocupación humana para controlar la calefacción, la refrigeración y la ventilación.

Logros esperados

“Cuando completemos el trabajo, deberíamos poder decir que si usamos este tipo de estrategia de control impulsada por sensores, podemos lograr ahorros de energía HVAC de al menos 30 por ciento”, dijo O’Neill.

UA recibió casi US$1.5 millones de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada-Energía, o ARPA-E, del Departamento de Energía de EE.UU. A través de su programa Saving Energy Nationwide in Structures with Occupancy Recognition, or Sensor.

Aproximadamente el 13 por ciento de toda la energía producida en los Estados Unidos se usa para calentar, refrigerar y ventilar edificios. Esta se desperdicia en gran parte. Se usa cuando los edificios están desocupados o no están ocupados por completo. El programa de Sensor admite sensores de presencia innovadores y altamente precisos. Así como contadores de ocupantes que optimizan el sistema de climatización de edificios y a la vez que reducen los costos y reducen el uso de energía. Para conocer como puedes ahorrar electricidad consulata estas diez simples medidas de ahorro energético.

Ajustes futuros

Los equipos del proyecto de Sensor pueden aprovechar las tecnologías de comunicación inalámbricas y electrónicas de bajo costo existentes. Y podrían reducir el uso de energía de HVAC en un 30 por ciento. Al mismo tiempo que abordan los requisitos de costo, privacidad y usabilidad de los usuarios.

El equipo investigará varios tipos de sensores de ocupación, como detección de presencia humana, conteo de personas y sensores de dióxido de carbono. Para poder detectar las tasas de falla y el potencial de ahorro de energía HVAC en una amplia gama de aplicaciones del mundo real.

El protocolo de prueba propuesto y el paquete de simulación, se pueden utilizar para cualquier tecnología de eficiencia energética HVAC controlada por sensores. Se probarán y validarán en entornos controlados de laboratorio lado a lado en Well Living Lab y Lab Northwest Laboratory’s Homes, y en pruebas de campo en cuatro edificios comerciales y cuatro casas residenciales en dos zonas climáticas.

Artículo gracias blog de ACR Latinoamérica