cambio de horario

Ventajas y desventajas del cambio de horario

El debate sobre si realmente compensa el cambio de horario no ha podido ser esclarecido del todo por la ciencia. Y eso que no son pocos los estudios que han intentado determinar hasta qué punto afecta a la salud modificar el reloj dos veces al año o si verdaderamente sirve para ahorrar energía.

Esta costumbre, que comenzó durante la Primera Guerra Mundial en Alemania y en sus países aliados para aprovechar mejor la luz solar, la llevan a cabo en la actualidad más de 70 naciones. En España, tras unos años sin aplicarla, se retomó en 1974, cuando la medida se generalizó como consecuencia de la gran crisis del petróleo.

«La conveniencia o no de hacer el cambio de horario siempre ha sido motivo de discusión pero nunca se ha llegado a una conclusión clara. El argumento que solía darse es que suponía un ahorro de energía. Quizás ocurría hace tiempo, cuando la gente se guiaba más por el sol. Pero hoy en día no está claro que suponga un ahorro», señala Antoni Diez Noguera, catedrático de Fisiología de la Universidad de Barcelona y experto en cronobiología.

Los estudios actuales apuntan a un modesto ahorro energético que la Unión Europea estima entre un 0,5 y un 2,5%. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el potencial de ahorro en iluminación en España por el cambio de hora podría llegar a representar un 5% del consumo eléctrico, que equivaldría a un ahorro de unos 300 millones de euros.

En la actualidad, unos 1.500 millones de personas en todo el mundo adelantan y retrasan sus relojes. Japón y la India figuran entre los grandes países que no han aplicado esta medida.

La directiva Europea 2000/84 unificó los días en los que se producen las modificaciones de hora en todos los países de la UE: el último domingo de marzo y octubre, respectivamente.

En Colombia, hay solamente un huso horario: Hora de Colombia, COT (UTC-05). La hora en Colombia no cambia debido a que no se observa horario de verano durante el año.

Ventajas y desventajas del cambio de horario

Economía

  • El objetivo de reducir el volumen de consumo de carbón y gestionar así eficientemente los escasos recursos. Este ahorro de consumo y de recursos es uno de los argumentos que se mantienen a favor del cambio de hora.
  • En contra: el argumento principal es quepor mucho que cambie la hora, los horarios laborales no lo hacen. El comercial, por ejemplo, no varía (10.00 habitualmente), por lo que no solo no se ahorraría energía, sino que además se gastaría más por la tarde.

Medioambiente

  • A favor: en la teoría, este ahorro de recursos también da un respiro a la naturaleza y por lo tanto reduce el consumo de materias primas, la contaminación que se genera al producirlas y la emisión de CO2, otro beneficio para frenar el cambio climático.
  • En contra: en los últimos años han crecido las voces que cuestionan la eficacia real del cambio de horario. El principal argumento es que la electricidad que no se usa a primera hora del día se gasta por la tarde debido al atardecer más temprano.

Salud

  • A favor: durante la temporada de otoño e invierno, la disminución de horas de luz puede facilitar la secreción de melatonina, una hormona que varía respecto al ciclo diurno o nocturno. Con este primer cambio, se mejoraría la conciliación del sueño. Por otra parte, con la llegada de la primavera y el aumento de la exposición al sol aumenta también la recepción de vitamina D, necesaria para el cuerpo y cuya carencia se ha relacionado con deficiencias en el sistema inmunológico, esquizofrenia y depresión.
  • En contra: el cuerpo tiene que reajustarse a la luz solar y a los nuevos ciclos de sueño y  hábitos alimenticios. En este proceso se pueden sufrir algunas alteraciones, que afectan en especial a los más pequeños y a los más mayores, como la irritabilidad, el cansancio o la concentración.

Este cambio de horario llega no exento de controversia, en pleno debate sobre los impactos positivos de esta medida, en el ahorro energético. Ya que para contribuir a la sostenibilidad energética y que ésta se traduzca en un ahorro real en nuestros hogares, no es suficiente con los cambios de horas anuales. Debemos hacer un uso más inteligente de la energía; estudiar nuestros consumos y cambiar hábitos y rutinas que no aportan beneficios ni a nuestra vida ni a nuestros bolsillos.

Las medidas que podemos adoptar pasan por:

  1. Comprar electrodomésticos con buena calificación energética. Es una forma de ahorrar a la larga. La calificación más baja es la D; la más alta, la A+++.
  2. Apagar las luces al salir de las habitaciones. Puede parecer una tontería, pero es muy común dejarlas encendidas.
  3. Utilizar luces de bajo consumo. Especialmente en las zonas que pasen más tiempo encendidas.
  4. Elegir un sistema de climatización adecuado a las necesidades de la vivienda, manteniendo siempre una temperatura eficiente: entre los 22-25 grados en verano; y los 21-23 en invierno.

El autoconsumo eléctrico

Hablamos de medidas que parecen sencillas pero que exigen un compromiso, en firme por nuestra parte, la adaptación y la concienciación requieren finalmente tiempo.

Artículo gracias a blog de AirZone

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *